Se Dice en Europa: van Basten condena al ostracismo a Marco Pappa

Marco Pappa with Heerenveen

Photo Credit: 
Getty Images

Marco Pappa’s European adventure is not proving to be as good as the Guatemalan expected. Former Chicago Fire has not been able to captivate Marco van Basten’s attention, who has virtually ostracized the offensive midfielder since he arrived at Abe Lenstra Stadion last summer.

Interestingly, Heerenveen beat FC Twente and Wigan in the bidding for the promised Guatemalan, but the squad from Friesland decided to pay 700,000 euros to Chicago Fire ahead of their rivals. His signing, however, coincided with the arrival of one of the greatest myths of tulip football, Marco van Basten, who took over from Ron Jans as head coach of Heerenveen. The former Netherlands coach sent Pappa to the second team to enjoy more minutes and keep up the pace of competition. The paradox is that the strength of the former Fire lefty is precisely his good ball handling.

The fact is that Pappa has only fielded about 171 minutes since his debut with the blue and white jersey on October 20, 2012 against Groningen.

Below, you will find the complete story on Marco Pappa's present at Heerenveen, with details on what his future might be.


MADRID - La aventura europea del guatemalteco Marco Pappa no está resultando ser todo lo buena que esperaba el volante chapín. El ex volante de Chicago Fire no ha podido cautivar con su fútbol al técnico del Heerenveen, el holandés Marco van Basten, que prácticamente le ha relegado al ostracismo desde que el hábil medio ofensivo arribó al Abe Lenstra Stadion el pasado verano.

Curiosamente, el Heerenveen se impuso a los también holandeses del FC Twente y al Wigan inglés en la puja por un Pappa que se las prometía muy felices cuando la escuadra frisia decidió pagar 700.000 euros a Chicago Fire y adelantarse a sus rivales. Mientras sus otros dos pretendientes preferían aguardar a que el volante chapín acabara contrato con su equipo en el mes de diciembre, al Heerenveen, empeñado en contar a toda prisa con un remplazante para el extremo Luciano Narsingh, vendido al PSV, no le dolieron prendas a la hora de tirar de chequera para llevarse al exquisito zurdo al norte de Holanda.

Su fichaje, sin embargo, coincidió con la llegada al banquillo blanquiazul de uno de los grandes mitos del fútbol tulipán. Marco van Basten tomó el relevo de Ron Jans, quien decidió poner el punto y final a su aventura como DT de la escuadra revelación de la pasada Eredivisie.

Van Basten se encontró así con un fichaje del gusto de su antecesor, pero que se hallaba muy lejos de satisfacer las necesidades futbolísticas del actual técnico frisio. Desde su aterrizaje en el Abe Lenstra, Pappa apenas si ha disputado siete encuentros con la elástica del Heerenveen, de los que solamente en uno actuó como titular. En el resto ha disfrutado de muy pocos minutos. Por contra, Van Basten lo ha tenido a su lado en el banquillo de los suplentes sin actuar un solo minuto hasta en 16 ocasiones, lo que habla bien a las claras de la escasa confianza que tiene depositada en el mediocampista centroamericano.

Tanto es así que el ex seleccionador holandés llegó a mandar a Pappa al segundo equipo para que disfrutara de más minutos y mantuviera así el ritmo de competición. Lo paradójico del caso es que el punto fuerte del zurdo ex de los Fire sea precisamente su buen manejo de balón. 

El caso es que Pappa ha pisado los campos de la Eredivisie durante unos pírricos 171 minutos desde que debutó con la camisola blanquiazul el 20 de octubre de 2012 frente al Groningen. Aquel día, el internacional chapín jugó los 11 minutos últimos, algo que ha venido siendo una constante desde entonces. Como muestra, un botón: en el penúltimo encuentro de Liga, frente al Twente, Pappa ingresó al césped en el minuto 91 para perder tiempo, ya que su equipo vencía por 2-1. 

El futuro, por tanto, se presenta bastante oscuro para un futbolista que anhelaba hace tiempo este momento y que ve cómo su falta de sintonía deportiva con el técnico le está impidiendo mostrar todo lo bueno que hizo a su paso por la MLS. El mayor problema para Pappa es que su compromiso contractual con el Heerenveen es por tres campañas más y todo hace indicar que Van Basten no se moverá el próximo verano del banquillo frisio, ya que tanto la dirigencia como el propio técnico están satisfechos de cómo están marchando las cosas. El equipo transita actualmente en la novena posición de la Erevidisie.