Kevin Harbottle: “quiero ser un gran aporte y mostrar mis condiciones”

ANTOFAGASTA, Chile - A su corta edad pretende dejar atrás la rotación para arraigarse en un solo club. Con ese propósito, el chileno Kevin Harbottle arriba a los Colorado Rapids, donde firmó a préstamo por una temporada y espera entusiasmado lograr el afianzamiento personal que tanto anhela.

Con sólo 22 primaveras, el mediapunta vestirá su sexta camiseta en poco más de cuatro años de una carrera que inició con éxito en 2008 en el club Antofagasta, su ciudad de origen, y que lo llevó por Argentinos Juniors, O’Higgins, Unión Española y Universidad Católica, uno de los grandes de su país con el que alzó la Copa Chile 2011. Además, Harbottle estuvo en la Selección Sub-20, “La Rojita”, cuarta en el Torneo Esperanzas de Toulon 2010 y debutó en la Selección absoluta de la mano de Marcelo Bielsa en un amistoso con Trinidad y Tobago previo al Mundial Sudáfrica 2010.

“Me faltaron más minutos en cancha para poder consolidarme, si no es difícil poder demostrar tu nivel, entonces creo que no tuve las oportunidades que necesitaba ni la confianza que te puede dar un técnico”, reflexiona Harbottle sobre el paso de los años que empezaron señalándolo como una gran promesa del fútbol chileno, que hasta ahora no ha podido destapar toda su capacidad.

Hoy, el flamante refuerzo de los Rapids se ilusiona con esta posibilidad de hacerse un nombre en la MLS. “Busco jugar y llegar lejos esta temporada con Colorado. No quiero estar de paso en la liga, quiero ser un gran aporte y mostrar mis condiciones; realmente me entusiasma llegar a ese fútbol”, asegura Harbottle, con ganas de triunfar en los Estados Unidos.

Aunque en el medio chileno lo llaman “El Duende”, el dinámico y habilidoso atacante de 165 centímetros no se hace cargo del apodo. “Algunas veces creo que en la tele me han nombrado así los comentaristas”, dice Harbottle con una timidez que se disuelve cuando se le pregunta sobre su sensación de salir nuevamente al exterior. “Voy a Colorado a buscar la oportunidad que quizás no tuve acá”, manifiesta.

Mientras aguarda culminar los trámites de su visa de trabajo para unirse a la pretemporada del cuadro de Denver, Harbottle relata un dato particular: “Sabía que Sebastián [Miranda] jugaba en la MLS porque cuando se había ido, yo jugaba con él en Unión Española y cuando ‘Milo’ [Mirosevic] lo hizo, yo estaba con él en Católica”. Vaya paradoja esta, ahora que el antofagastino va a la MLS, los ex jugadores chilenos de Columbus Crew retornaron a su país: Miranda fichó por Everton de Viña del Mar y Mirosevic hizo lo propio en su club de siempre, La Católica.

Más curioso es cuando Kevin menciona el origen inglés de su apellido y su desencuentro con el idioma. “¿Que si se inglés? ¡No, para nada!”, responde entre risas y gambetea el momento deslizando una promesa: “¡Allá vamos a aprender!”. Igual, él sabe que tendrá como técnico al colombiano Oscar Pareja y eso lo tranquiliza, tanto en el aspecto comunicativo como en el de juego: “Es interesante ir a jugar a los EE.UU., me pareció muy buena la propuesta y aparte el técnico realmente estaba interesado en mí. Me comentaban que yo tengo características para poder jugar allá”.

Si bien reconoce saber poco de la MLS, el chileno aguarda llegar a EE.UU. para interiorizarse sobre el ambiente del “soccer”. “Ya nos conoceremos allá para ver cómo se maneja el sistema de la liga. Me han comentado de cómo se trabaja y cómo es el futbol allá, que buscan permanentemente jugadores para mejorar su nivel, por eso quiero llegar para integrarme de la mejor manera y pelear por el campeonato”, manifestó al respecto.

Al final de la charla, Harbottle sólo se ocupó de remarcar la importancia de su decisión por los Rapids: “Es una gran apuesta la que estoy haciendo. Voy para dar lo mejor de mí y con el deseo de que las cosas salgan como yo quiero a favor de mi equipo”.