La familia del fútbol en los EE.UU. brinda apoyo a 1500 personas en Newtown

NEWTOWN, Conn. – No hay absolutamente nada que distinga a la Newtown Youth Academy de cualquier otro complejo deportivo en los Estados Unidos, a no ser por las 26 cintas negras que se distinguen en la entrada.

Es un tributo a las vidas que se perdieron a menos de cinco kilómetros desde ahí el mes pasado en la escuela primaria Sandy Hook, y que funciona como recuerdo para la comunidad que ha comenzado un proceso de reparación luego del tiroteo que impactó a 28 mil residentes de Newtown, y al mundo entero.

Pero el lunes por la noche hubo un respiro, al menos durante algunas horas, en la academia, un edificio que data de los años 30s, donde antes se encontraba un hospital. Lo que era una tarde serena y soleada, aunque cubierta por nieve, se convirtió en el lugar de congregación de 1,500 personas, entre niños y padres de familia residentes de Newtown que se acercaron al complejo deportivo.

“Soccer Night in Newtown”, o lo que es lo mismo, una noche de fútbol en Newtown, fue el evento que reunió a personalidades del deporte más popular del mundo en los Estados Unidos, como Landon Donovan, Dwayne de Rosario, Alexi Lalas y Mia Hamm. La única intención de cada uno de ellos era ofrecerles a los niños y sus familias unas cuantas horas para olvidar Sandy Hook, y darles una noche para recordar.

Chris Canetti, ante todo oriundo de Guilford (un pueblo cercano a Newtown), fue la cabeza visible detrás del evento, y gracias a su posición como presidente del Houston Dynamo convocó a la familia del fútbol en los EE.UU. para abrigar a las familias de la comunidad. “Podrías sentir que algo especial estaba por pasar hoy, y que la comunidad estaba disponible. Lo único de lo que nos arrepentimos es de no tener un lugar más grande. Hubo muchísima gente que quiso ser parte de esto”, comentó Canetti.

Todo comenzó con una llamada de Canetti al entrenador de fútbol de la Universidad de Quinnipac, Eric da Costa días después de la tragedia en Sandy Hook. El evento, sin mucha publicidad de por medio, empezó a tener una amplia acogida, porque los jugadores querían estar ahí.

Cuando Canetti le presentó el plan a su amigo y leyenda de la selección de los EE.UU., Alexi Lalas, el ahora periodista deportivo inmediatamente anunció su apoyo a través de Twitter. Inmediatamente la comunidad del fútbol en el país comenzó a involucrarse, al punto que uno de los asistentes le dijo a Lalas, con un golpe de aprobación por la espalda, “gracias por hacer esto posible. Es increíble”.

Más de 40 jugadores de equipos de la Major League Soccer asistieron al evento, y junto a Lalas y Hamm, otras leyendas de las selecciones de fútbol estadounidenses como Cobi Jones, Tony Meola y Kristine Lilly estuvieron presentes.

El evento duró más de cuatro horas, y cada uno de los niños presentes – todos residentes de Newtown, incluyendo algunos que asisten a Sandy Hook – tuvieron la oportunidad de jugar fútbol con de Rosario y el jugador de los Red Bulls, Kenny Cooper. Conversaron con la capitana de la selección femenina de los EE.UU., Christie Rampone, y hasta entrevistaron a Ricardo Clark (Dynamo) y a Omar Salgado (Vancouver Whitecaps).

Uno que estaba previsto a responder preguntas era Marcus Tracy, de San Jose Earthquakes, quien nació y creció en Newtown, pero que no tuvo tiempo de responder a las preguntas, pues lo niños lo rodearon para tomarse fotos con él y pedirle autógrafos a uno de los jugadores que se convirtió en un héroe de la comunidad.

“Esa era la idea. Que los niños estuvieran hoy aquí y se divirtieran con su familia y amigos. Sacarles de la cabeza lo que han vivido durante semanas, y traerles algo de tranquilidad en medio de todo”, dijo Tracy, quien con la ayuda de algunos amigos compuso una canción dedicada a las víctimas de Sandy Hook (vídeo a continuación).

Canetti insistió que “Soccer Night in Newtown” irá mucho más allá de lo que pasó en la noche del lunes, y que buscará traerle más eventos como estos a la comunidad en los primeros meses del año. Posiblemente en primavera, cuando la nieve haya mermado y no tengan impedimento para encontrar un lugar más amplio.

“Desde el primer día dijimos que no queríamos venir un día e irnos. El evento de hoy fue más grande de lo que creíamos, por eso queremos volverlo hacer al menos una vez más”, concluyó Canetti.
 


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).