Se dice Europa: Kaká no sale del Real Madrid

José Mourinho volvió a dar con la puerta en las narices a Kaká. El técnico portugués del Real Madrid dejó claro, pocas horas antes de la enésima derrota de su equipo en La Rosaleda ante el Málaga de Pellegrini, que su intención es no acudir al mercado para reforzar su escuadra durante el próximo mes de enero y que tampoco tiene en mente permitir salidas del plantel.

En este segundo apartado, el preparador dos veces campeón de Europa se refirió directamente a un Kaká decidido a poner fin a su aventura madridista para dar el salto a la MLS con vistas al próximo ejercicio.

"Pienso que no, aunque no lo puedo confirmar. El mercado no funcionará. Yo creo que Kaká no se va a ir del Madrid. Si se queda es bueno para nosotros porque es una solución más", señaló Mou en la sala de Prensa de la Ciudad Deportiva de Valdebebas, descartando de plano la posibilidad de incorporar algún refuerzo a partir del 1 de enero, fecha en la que se abrirá oficialmente el período de fichajes invernal en Europa.

Sea como fuere, la opinión del club no va en la misma sintonía de su entrenador y si llegase finalmente una oferta interesante desde el punto de vista económico por el internacional brasileño, la estudiaría con interés.

Y es que el Real Madrid necesita ahorrar dinero para poder plantear en breve una oferta de renovación a Cristiano Ronaldo, su santo y seña, y eso sólo sería factible en el caso de que hagan caja traspasando a Kaká, al tiempo que se ahorrarían la altísima ficha del brasileño, una de las más elevadas del plantel madridista (se sitúa en torno a los 10 millones de euros).

Desde las oficinas del club en el Santiago Bernabéu son conscientes de que los Angeles Galaxy están trabajando sin descanso para poder presentar una oferta convincente al campeón español, pero como ya sucediera el pasado verano, no piensan regalar al media punta, por el que pagaron 67 millones de euros al Milan hace cinco años y medio.

De lo que no hay duda es de que el Real Madrid y Kaká van a tratar de acercar posturas para que el brasileño pueda ver cumplido su deseo de marcharse a los Estados Unidos. Pese a las palabras de Mourinho, ambas partes saben que sus opciones de jugar con regularidad son prácticamente nulas, por cuanto el jugador tiene por delante a Özil, Modric y Callejón.

Por si eso fuera poco, en este 2012 a punto de terminar, Kaká ha mostrado peores dígitos que en el pasado año, el primero que pudo jugar al completo. Kaká ha disputado hasta el momento 5 partidos menos que en 2011, tres partidos menos en el once de salida, casi 250 minutos menos, cinco goles menos, y cuatro asistencias menos.