Las Doce del 2012: El posible adiós del “Capitán América”

12_Landon

Photo Credit: 
Getty Images

“Nunca fue tan breve una despedida”.

Aquella frase que Enrique Bunbury plasmó en una canción hace casi dos décadas parece renacer hoy en día con Landon Donovan y su inminente retiro del fútbol. Y es que el momento perfecto para dejar el deporte profesional habría sido el pasado primero de diciembre cuando se coronó campeón de la Copa MLS con el LA Galaxy, por segunda vez consecutiva, la quinta Copa en su carrera.

Pudo ser un momento breve y definitivo, pero al no puntualizar acerca de su situación profesional, Donovan ha permitido que se extienda esa brevedad.

Antes de iniciar los Playoffs en octubre, Donovan dejó entrever que se marcharía pronto del fútbol cuando señaló que se encontraba cansado, y que ya no disfrutaba el deporte de la misma manera que antes. Previo a la Copa MLS 2012, advirtió que no quería hablar sobre su futuro por el momento.

Sin embargo, tras levantar el trofeo más preciado del fútbol estadounidense, reconoció que le gustaría alejarse por un momento del medio futbolístico.

Las especulaciones volvieron a tomar forma en la última semana, cuando el propio Chris Klein, vicepresidente del LA Galaxy, señaló que en 2013 veremos a un Donovan renovado y dispuesto a continuar con el club la próxima temporada.

Para muchos, la partida de David Beckham de la MLS es el golpe más fuerte que ha recibido la liga este 2012, pero el retiro de Donovan significaría mucho más que un golpe; y la brevedad del momento podría dejar una resaca permanente.

Donovan lleva jugando al fútbol competitivo desde que tenía seis años, cuando se unió a una liga amateur, y ha sido la imagen del fútbol en los Estados Unidos durante sus 13 años de carrera profesional, desde que en 1999 firmó con el Bayer Leverkusen alemán.

El título simbólico de “mejor jugador en la historia de los EE.UU.” que se le ha otorgado, no es gratis. Los datos lo comprueban:

- Es el único jugador en la historia en ganar cinco títulos de la MLS, tres con el Galaxy y dos con SJ Earthquakes.
- Ha hecho parte del Once Ideal de la MLS en seis ocasiones, cinco consecutivas desde 2008.
- Es el máximo anotador de la selección estadounidense (49 goles), y el que más asistencias ha registrado en la historia (48).
- Ha disputado tres Copas Mundiales, desde su debut en 2002, cuando fue nombrado el mejor jugador juvenil del torneo, además de ser incluido en el equipo ideal de Japón/Corea 2002.
- Ha conquistado tres Copas Oro de Concacaf.
- Fue subcampeón de la Copa Confederaciones en 2009, tras caer ante Brasil en la final por 3-2, luego de ir arriba en el marcador (2-0) con un gol suyo en el primer tiempo. En las semifinales vencieron a los campeones de Europa, quienes posteriormente serían campeones del mundo, España.

Por todo esto y el despliegue futbolístico que demuestra en la cancha, si Donovan resuelve decirle adiós profesionalmente al fútbol, habrá dejado un legado incomparable en el deporte estadounidense. Y sin lugar a dudas, se ha ganado el derecho a colgar los guayos, sea cual sea su futuro.

Su importancia nunca será desconocida, y aunque se mantenga la incertidumbre acerca de su decisión, esperemos que esa despedida sea breve, y podamos mantener a Donovan cerca del mundo futbolístico.