Espíndola: “Elegí ir a New York pero nunca elegí irme de Real”

Fabian Espindola

Photo Credit: 
Getty Images

SAN LUIS, Argentina—Su discurso deja una sensación ambigua. Es que Fabián Espíndola no oculta sus sentimientos. Aunque se manifiesta feliz de encarar un nuevo reto con New York Red Bulls, el argentino no puede ignorar ni disimular el sabor amargo por marcharse de Real Salt Lake tras cinco temporadas.

“No sé con qué me voy a encontrar”, reconoce Espy sobre su nueva ciudad y club, abriendo la charla con FutbolMLS.com desde sus pagos de Merlo, en la provincia de San Luis, adonde cada fin de año regresa a descansar; pero esta vez además de hacerlo junto a su mujer Bárbara, su familia recibió al chiquitín Jayko Gael, el inquieto heredero de apenas siete meses.

A pesar de su recorrido en MLS, el delantero de 27 años admite que esta será su chance de conocer a fondo la Gran Manzana, ya que siempre pasaba más horas en hoteles concentrando que paseando. “Lo primero que uno piensa [de NY] para el que es de pueblo es lo que lo vio siempre por televisión. ¡Estar en New York es como estar en una película!”, define.

En lo futbolístico, Espíndola tiene claro que deberá empezar de cero en el conjunto taurino, por eso afirma que “no quiero pasar desapercibido en Red Bulls, sino tener protagonismo y salir campeón”.

Si bien la Copa MLS aún esquiva a la historia de New York, el argentino confía en quitarse esa carga de cada inicio de temporada: “Espero que nos saquemos la cruz de no salir campeones el año que viene”.

Para alcanzar el premio mayor, Espy entiende que será vital saber acompañar a Thierry Henry, el emblema del equipo: “Henry no sólo hace goles, sino que hace hacer goles; tiene mucho panorama y hace jugar al resto; pero no puede hacer todo, necesita nuestro respaldo”, subraya el atacante.

Asimismo, el pelilargo tampoco ocultó su admiración por el crack francés con quien se desarma en elogios: “Jugar con alguien de su magnitud es emocionante y será una de las cosas más importantes que me va a tocar vivir; será maravilloso”.

“Pude elegir ir a New York, pero nunca elegí irme de Real”

Se presumía que la caída ante Seattle Sounders en los Playoffs provocaría cambios en Real Salt Lake. Fue así que cinco días después del cierre de temporada, el cuerpo técnico le informó a Espíndola que éste no seguiría en Utah.

“Un jugador muy caro no soy”, se ataja sonriente el delantero, quien no esperaba salir del equipo.  “Bien o mal, sé que he dejado todo y tengo claro que, desde que llegamos, el club levantó; pero en el modo de ver de ellos se acabó mi tiempo. Yo creo que podría haber hecho algo más”, dice quien se adjudicó 36 goles y 17 asistencias en 138 juegos con RSL.

Asegura Espy que se lleva “lo mejor” del conjunto monarca, que se siente agradecido a la afición y lamenta su partida tras  el lazo afectuoso que habían logrado establecer. “Pude elegir ir a New York entre un par de clubes, pero nunca elegí irme de Real”, explica. Y a su vez deja en claro que  “una cosa es irse del Real porque estuve muchos años; pero irme a New York es algo que me tiene muy entusiasmado”.

Quien aún no sabe cuál será su futuro es su ex compañero Javier Morales, con quien Espíndola tuvo contacto la semana anterior. “Con Javi somos grandes amigos más allá del fútbol. Va a ser feo no jugar más con él e incluso enfrentarlo”, afirma Espy, quien cree que RSL debe esforzarse en retener al volante o de lo contrario tendrá un 2013 complejo y cuesta arriba.