Las Doce del 2012: Cambio de mando, seis DTs dejaron sus cargos

12_DTsDepedidos

Photo Credit: 
Getty Images

Durante las próximas semanas, FutbolMLS.com presenta el especial "Las Doce del 2012", donde se hará un repaso de los doce acontecimientos más importantes de la temporada 2012 de la MLS. Cada una de estas historias marcaron significativamente el curso de una campaña en la cual se abrieron nuevos estadios, se alcanzaron récords, y que terminó con el bicampeonato del LA Galaxy.

En esta primera edición de “Las Doce del 2012”, FutbolMLS.com analiza las razones por las cuales seis de los entrenadores de la MLS no continuaron en sus cargos.


Los resultados mandan en el fútbol. Nadie lo sabe mejor que los directores técnicos, pues del rendimiento de sus equipos dependen sus trabajos.

Seis entrenadores de la MLS se dieron cuenta de ello durante esta temporada ya que sus clubes prescindieron de sus servicios. Aron Winter, Peter Nowak, John Spencer, Jesse Marsch, Robin Fraser y Hans Backe dejaron sus cargos por diversos motivos, pero por la misma razón de fondo: los resultados no estuvieron a la altura de las expectativas.

Son las reglas de un deporte que no perdona a nadie, ni menos a los técnicos.

Aron Winter
Pasar a la historia no siempre es un mérito, sobre todo cuando la historia te juzgará como uno de los entrenadores con peor rendimiento que ha tenido la MLS. Por lo menos eso es lo que dice la estadística de Aron Winter, quien perdió los primeros nueve partidos de la temporada con Toronto FC en 2012 – una marca deshonrosa que no le permitió al DT holandés clasificar al club canadiense a los Playoffs.

A lo mejor Winter se confió con la sorpresiva victoria sobre LA Galaxy en cuartos de final de la pasada Liga de Campeones Concacaf. Sin embargo, al quedar eliminado en semifinales ante Santos Laguna, Winter se vio obligado a afrontar la realidad de la MLS, donde no pudo  enderezar el rumbo de un equipo a la deriva.

A la decepción de Winter en Toronto hay que sumarle además algunos fichajes para el olvido; ¿a alguien le suenan los nombres de Geovanny Caicedo y Miguel Aceval? Queda claro por qué la dirigencia de Toronto prescindió de los servicios de Winter el 7 de junio y lo remplazó con Paul Mariner.

Peter Nowak
Desde el inicio de la temporada se notó que algo andaba mal con el Philadelphia Union de Peter Nowak. Sin razón aparente, el estratega que construyó el equipo de cero en 2010, empezó a desarmar la base del plantel que había clasificado a los Playoffs en 2011.

Aunque el portero y excapitán del club, Faryd Mongradón, volvió a Colombia por su propia voluntad, las salidas de los veteranos Sebastien Le Toux y Danny Califf se le atribuyen únicamente a Nowak. La edad de ambos jugadores explicaba de alguna forma estas movidas, pero nada pudo justificar el trueque con Portland que envió a la promesa Danny Mwanga a los Timbers a cambio de Jorge Perlaza, delantero colombiano que jugó apenas dos partidos con el Union antes de ser dado de baja.

El mismo destino le tocó a Nowak, y el entrenador polaco dejó la banca en julio cuando el Union ocupaba la penúltima posición en la tabla de la Conferencia Este con una marca de dos triunfos, siete derrotas y dos empates.

John Spencer
De un año a otro, Portland Timbers pasó de un equipo de expansión sin demasiadas exigencias en cuanto a resultados a un equipo que en su segunda temporada en la MLS tenía aspiraciones de Liguilla. El problema es que ni los jugadores ni el técnico cumplieron con las expectativas, lo que terminó costándole el puesto a John Spencer.

Spencer fue víctima de sus propios fallos y de la dirigencia de Portland, que buscó la solución más rápida y fácil a un problema que ya no tenía remedio. Y con Portland estancado en la octava posición de la Conferencia Oeste - lejos de los puestos de Playoffs - el club perdió la paciencia con Spencer y lo destituyó de su cargo el 9 de julio.

Tan poca confianza tenían en Spencer que el gerente general Gavin Wilkinson asumió como DT interino para intentar salvar la temporada, sabiendo desde un comienzo que un nuevo técnico (Caleb Porter) se haría cargo del equipo en 2013.

Jesse Marsch
Oficialmente, Jesse Marsch dejó de ser técnico del Montreal Impact a finales de temporada debido a "diferencias filosóficas" con la dirigencia del club. Extraoficialmente, se rumora que los jugadores italianos del club se opusieron al trabajo de Marsch, en un claro desafío a la autoridad del entrenador debutante.

Nunca se sabrá si Marco Di Vaio, Matteo Ferrari, Alessandro Nesta, Bernardo Corradi y compañía son los responsables de la salida de Marsch. Lo que sí se sabe es que la situación ya no daba para más.

Es una pena, ya que a Marsch sólo le dieron una temporada para demostrarse como técnico de un equipo de expansión que hizo una presentación digna en su año inaugural, y que además se mantuvo en la pelea por la Liguilla hasta las últimas jornadas de la temporada regular.

Robin Fraser
Los problemas de Chivas USA van mucho allá del cuerpo técnico, aunque Robin Fraser igual tiene en parte responsabilidad por la crisis que atraviesa el club. En los dos años que Fraser estuvo a cargo del cuadro rojiblanco, el equipo no superó el penúltimo lugar de la Conferencia Oeste.

Y si 2011 fue "más de lo mismo" para Chivas USA, el equipo tocó fondo en 2012 al sumar 600 minutos (casi un mes) sin anotar un gol. Para confirmarlo, el Rebaño no gana un partido desde el pasado 28 de julio, cuando venció 1-0 a Portland Timbers.

Ni el propio Fraser creía que seguiría en el club cuando le preguntaron acerca de su futuro en septiembre: "No soy ingenuo... sé que habrá cambios".

Estos cambios se aseguraron cuando Jorge Vergara se hizo dueño absoluto del equipo y prometió una restructuración completa para "retomar la idea original con la que se creó Chivas USA". El primer paso hacia esta restructuración se tomó en noviembre, con el despido de Fraser.

Hans Backe
Desde que inició el año, la meta final de los New York Red Bulls era alzar la Copa MLS, y cualquier otro resultado se fijó como un fracaso para el club. Con un plantel envidiable, Hans Backe tenía la obligación de ganar el título.

Lamentablemente no hubo final feliz para el sueco, quien dejó su puesto como técnico un día después de caer ante D.C. United en la semifinal de la Conferencia Este. Hubiera sido un error renovar el contrato de Backe, quien en sus tres años con los Red Bulls no pudo construir un equipo arrollador y dominador que justificara las grandes inversiones que se hizo para contratar a figuras de la talla de Thierry Henry, Rafa Márquez y, más recientemente, Tim Cahill.

A petición del propio Backe, algunos jugadores poco conocidos llegaron a New York, como los escandinavos Jan Gunnar Solli, Markus Holgersson y Teemu Tainio. Es decir, el equipo se armó a gusto del entrenador e igual no pudo alcanzar su máximo objetivo.

New York Red Bulls aun no confirman un entrenador para la próxima temporada.