Beckham se despide del LA Galaxy tras la Copa MLS

David Beckham no va más en el LA Galaxy.

Así lo anunció el club este lunes vía boletín de prensa que el astro inglés dejará el cuadro angelino después de la Copa MLS 2012 del 1 de diciembre, poniéndole fin de manera repentina a seis años de carrera que vieron al ícono del fútbol mundial plantar su huella en territorio estadounidense y ayudar al Galaxy a convertirse en una de las franquicias de mayor éxito y popularidad en la MLS en los últimos cuatro años.

“He tenido un increíble tiempo especial jugando por el LA Galaxy, sin embargo, quería experimentar un último desafío antes de la finalización de mi carrera profesional”, dijo Beckham en un comunicado.  “Yo no veo esto como el fin de mi relación con la liga ya que mi ambición es formar parte de la estructura propietaria en el futuro”.

Beckham rechazó un contrato lucrativo de unirse al club francés Paris Saint-Germain y optó por estampar su firma en un nuevo contrato de un año con una opción de retornar en 2013 con el Galaxy en el pasado mes de enero, pero con el anuncio de este lunes el ex capitán de la Selección de Inglaterra le pone fin a su histórica carrera en la MLS, y por ende, cierra seis años con el LA Galaxy donde llevó a la MLS en una nueva era extraordinaria de exitos sin precedentes.

El último partido de David Beckham con el Galaxy le brindará la oportunidad de despedirse del escenario donde exactamente inició todo en 2007.  El Galaxy recibirá al Houston Dynamo por la Copa MLS el 1 de diciembre en el Home Depot Center, el mismo lugar donde Beckham fue presentado como el primer Jugador Franquicia de la Liga en junio del 2007.

No está claro a donde Beckham continuará su carrera futbolística, pero definitivamente él tendrá incidencia en el futuro de la MLS.   El contrato original de Beckham con la liga incluía una cláusula que le permitía formar parte de un grupo propietario para un equipo de expansión, y parecería que él podría ejercer esa opción ya que la liga busca continuar expandiéndose en el futuro.

“Cuando David Beckham fichó con el LA Galaxy en 2007, él realizó un compromiso de hacer crecer la MLS y el fútbol en Norteamérica”, dijo el Comisionado de la MLS Don Garber en un comunicado.  

“No existen dudas de que la MLS es muy popular e importante tanto aquí como a nivel internacional en comparación cuando él llegó.  David ha logrado grandes cosas dentro y fuera de la cancha en sus campañas con el Galaxy, y siempre será una parte importante de nuestra historia.  Estaremos gustosos de continuar desarrollando su envolvimiento con la liga en el futuro”.

LOS MOMENTOS DE BECKHAM EN LA GALAXY

Es casi imposible enlistar los momentos más grandiosos de David Beckham con el LA Galaxy sin el riesgo de perderse alguno.  Hubo muchísimos buenos momentos  (más de 66,000 aficionados abarrotaron el viejo Estado de los Gigantes en agosto del 2007, una selección en el Equipo Ideal y haber levantado la Copa MLS en 2011), también los hubo malos (las críticas de Landon Donovan a Beckham en un libro en 2009 o la ruptura del tendón de Aquiles mientras jugaba a préstamo con AC Milan en 2010), pero lo que es cierto es que a nadie le quedará la menor duda de que: con Beckham nunca fue aburrido.

Las amplias sonrisas de Tom Cruise vestido de traje en los partidos del LA Galaxy en 2007. Una absoluta implosión y golpe técnico en 2008, cuando el Galaxy tuvo un promedio de más de 26,000 aficionados por partido en el Home Depot Center pero terminó como sexto en la Conferencia del Oeste.

El préstamo al AC Milan en 2009, y la eliminación de la Copa MLS ese mismo año.  Otra oportunidad perdida en 2010, cuando se curó de la lesión del tendón de Aquiles justo a tiempo para ver como FC Dallas silenció al Galaxy en su propia cancha para llevarse el título de la Conferencia del Oeste.

Y después en 2011, quizás su mejor temporada individual y como compañero de equipo: Beckham ganó su primera y única selección en el Equipo Ideal de la MLS después de compilar momentos destacados en 26 partidos jugados y 15 asistencias, además de ayudarle a Landon Donovan con el pase para el gol de la victoria en la Copa MLS y después celebrar a rabiar el título en el downtown Los Ángeles.

Él es el único jugador de la MLS que formó parte de la ceremonia de apertura y clausura de unos Juegos Olímpicos.  Él confrontó fuertemente a aficionados en Kansas City y Los Ángeles.  Adornó las vallas publicitarias de Times Square con sus interiores de H&M. Marcó un gol en el Home Depot Center desde unas 70 yardas y acumuló una gran cantidad de goles exquisitos que arruinaron noches en mercados de expansión como Portland y Montreal.

Beckham marcó siete goles y nueve asistencias en 24 partidos jugados con el Galaxy durante la temporada regular de este año, pero ha estado relativamente callado en las estadísticas en la postemporada.  Contribuyó con una asistencia en el partido de eliminación directa que el Galaxy ganó a Vancouver Whitecaps pero ha cedido la curul de estrella a hombres como Landon Donovan y el goleador irlandés Robbie Keane, quien marcó su quinto gol ganador de la postemporada cuando el Galaxy conquistó el boleto a la Copa MLS el domingo en Seattle.

“Rara vez un jugador logra redefinir un deporte y David llevó nuestra franquicia a un nivel totalmente distinto pero también lo hizo con el fútbol en si”, dijo Tim Leiweke, Presidente de AEG (Anschutz Entertainment Group).  “Ha sido un honor y un privilegio ser parte de su mundo, y lo más importante, el haberlo tenido como parte del nuestro”.