RSL quiere romper maleficio de no saber definir en casa

SALT LAKE CITY - Si hay una eliminatoria de semifinales de Conferencia donde las cosas están igualadas ese es la que enfrenta a Real Salt Lake y Seattle Sounders. Este jueves, con nuevo horario de las 10 pm ET por ser televisado a nivel nacional por NBC Sports (Radio en español, 102.3 FM/1600 AM, La Gran D/JUAN), se jugará el partido de vuelta en el estadio Río Tinto, tras empatar a cero en la ida.

Para este jueves se espera una noche de viento y frio en el valle de Salt Lake, pero mucho calor en las gradas, ya que se espera un nuevo lleno total en Sandy. Sería el séptimo “sell-out” consecutivo y batiría el registro de 12 llenos en 20 partidos esta temporada en su estadio.

Con la igualada sin goles en Seattle, el Real necesitaría sólo un gol para poder clasificar a la final del Oeste, por cuarta vez en cinco temporadas. Para ello necesita tener todo su arsenal ofensivo en condiciones, y por eso la gran duda y preocupación para este partido es el Fabián Espíndola.

El delantero argentino será duda hasta el último momento por problemas musculares, y no ha podido entrenar en esta semana. Si no puede jugar será una baja sensible ya que su trabajo incansable en la delantera monarca es la que abre los huecos para las oportunidades del resto de sus compañeros.

Además, hay cierta preocupación por la falta de puntería y goles de los últimos cuatro partidos del RSL que los ha empatado a cero, incluidos dos contra los Sounders y la eliminación de la liga de campeones de la Concacaf ante Herediano por la falta de un gol.

Claro que eso tiene también una lectura positiva. RSL no ha permitido un gol en 433 minutos, que se remonta a los 17’ minutos de una victoria de 2-1 sobre Galaxy el 6 de octubre. Además, el conjunto de Utah no ha permitido más de un gol en 12 partidos consecutivos (desde que FC Dallas les derrotó por 2-1 el 18 de julio).

"Exactamente, es un compromiso y una dedicación total del equipo. Cuando nos hemos comprometido y dedicado todos a ello, por lo general nos va muy bien en los resultados", dijo el técnico Jason Kreis, que podrá contar por fin con su pareja de centrales, Jamison Olave y Nat Borchers.

El héroe del partido de la ida, el arquero Nick Rimando cree que el esfuerzo de los delanteros Saborío y Espíndola, y los otros puntas que los sustituyen, ha sido clave para el rendimiento defensivo."Cuando nuestros delanteros salen a defender, todo el equipo juega bien", dijo Rimando.

La otra duda que se mantiene en el entorno monarca es si el plantel será capaz de romper el maleficio de cerrar objetivos y definir en su propio estadio. Han sido ya cuatro ocasiones, desde el estreno del Río Tinto en 2008’, perdiendo la final de la Conferencia Este ante NY, pasando por la pérdida de la Final de la Concacaf en 2011’ con Monterrey, o la más reciente ante Herediano, en la que sólo necesitaban un gol que no consiguieron.

“Cada partido es distinto. No siempre tendremos tanta mala suerte. Sólo hay que tener más tranquilidad, hacer nuestro partido, y esperar nuestro momento. Creo que ya nos toca otra vez, y espero estar a punto para ayudar al equipo”, dijo Espíndola.