Crónica: NY 0-1 DC… DC noqueó al Red Bulls

Nick DeLeon and Joel Lindpere

Photo Credit: 
Getty Images

HARRISON, N.J.- Y el tetracampeón se hizo sentir.

D.C. United despachó de los Playoffs al New York Red Bulls gracias a la victoria 1-0 en el Red Bull Arena, y el 2-1 en el marcador global, en uno de los partidos más dramáticos de Liguilla que se haya visto en los últimos años.

Dos expulsiones, las del portero capitalino Bill Hamid y el defensa neoyorquino Rafael Márquez, la anulación de un tiro penal de Kenny Cooper y que éste mismo haya fallado en su segundo intento, son algunos de los momentos dramáticos que vivieron los 14,035 aficionados, quienes a pesar del cambio del calendario, llegaron a Harrison a apoyar a su equipo.

Nick DeLeon se graduó de héroe al ser el autor del tanto con el que DC le apagó las ilusiones a los Red Bulls.

EL PARTIDO

El primer aviso del equipo visitante llegó al minuto 4, cuando Nick DeLeón, en la zona de peligro, le dio un pase rasante a Lional Pajoy que de taquito la quiso entrar a la portería defendida por Luis Robles.

El conjunto taurino intentó abrir el marcador por medio de un cabezazo de Markus Holgersson que pasó cerca del palo derecho.

En estos primeros compases, el United era el que más estaba proponiendo, con constantes  ataques en el área neoyorquina, pero siempre se encontraba con el muro defensivo del local.

En el 21’, un centro de DeLeón encontró a Pajoy, y este mandó el esférico por encima del travesaño.

Red Bulls encontró su oportunidad de romper el cerco defensivo en el minuto 28 cuando Thierry Henry, desaparecido en ese lapso, mandó un disparo que de fortuna atajó el cancerbero capitalino Bill Hamid, pero Joel Lindpere aprovechó el rechace para realizar un disparo que pasó a centímetros de la esquina del palo derecho.

Otra vez Red Bulls, esta vez en el 41’, volvió a amenazar con abrir el marcador cuando Lindpere, tras recibir un centro de Kenny Cooper, le cedió el balón a Tim Cahill quien remató en el pecho de un jugador contrario frente al arco.

Esa sería la última jugada importante de los primeros 45 minutos del crucial encuentro, quedando ambos en cero.

Los Red Bulls salieron agresivos en busca del gol para la etapa complementaria. En el 58, un tiro  libre lanzado por Henry casi se convierte en anotación cuando el centro del jugador galo no pudo ser finalizado por Holgersson a puerta de arco. Un minuto más tarde, el propio Henry estuvo cerca con un disparo que se fue rosando el palo derecho.

Otra clarísima la volvió a tener Nueva York en el 64’, cuando Hamid le atajo habilidosamente un potente remate a quema ropa de Dax McCarty.

Esta vez era Red  Bulls quien tenía el comando. A parte de sus embistes, le tenían un cerrojo al campo del D.C., cerrándole todos los caminos posibles.

El premio parecía haber llegado para los taurinos cuando el arquero Hamid cometió falta sobre Cooper cuando éste se dirigía en solitario a su arco para un penal.

Cooper fue al cobro. Su primer intento fue anulado debido a que al dar los primeros pasos, se detuvo y luego disparó.   Tras la anulación, el segundo intento fue fallido gracias a la gran atajada de Joe Willis, quien entró por el expulsado Hamid.

La cantidad de hombres por bando se niveló tras la expulsión Rafael Márquez en el 74’, por lo que el D.C. United quiso aprovechar para atacar, como lo hizo al 75’ con un disparo rasante de Chris Pontius.

Y el cuatro veces campeón de la MLS, como los malos en las películas, aprovechó un error defensivo del rival y con un golazo de DeLeón abrió el marcador en el minuto 88 para poner contra la pared.

A Red Bulls no le alcanzaron los cuatro minutos adicionales que agregaron para buscar el empate. Perdió y fue eliminado.