Palabra de Balado: EE.UU. rompió un maleficio de 75 años en el Azteca

Palabra de Balado: Mexico vs. EE.UU.

Photo Credit: 
MexSport

Seguramente en toda su historia el seleccionado de fútbol de los Estados Unidos soñó muchísimas veces ganarle al de México en el mítico y mundialista Estadio Azteca de la capital del país.

Pienso que habrá sido bastante difícil imaginárselo en la previa del encuentro amistoso disputado entre ambos conjuntos esta semana debido a la decisión del entrenador Jurgen Klinsmann de dejar afuera de la convocatoria a varios "pesos pesados" del plantel habitual.

Sin embargo, en el discurso de Klinsmann siempre se notó que habia tomado el camino de ser positivo, creyente y con una confianza plena en sus jugadores para poder obtener ese primer triunfo en tierras mexicanas.

El entrenador de los Estados Unidos había declarado en su arribo a México que venía con las mismas expectativas de ganar que antes de cualquier otro partido y con el antecedente de haberle ganado a Italia, el 29 de Febrero de este año, por primera vez en su tierra.

En este deporte que nosotros tanto amamos, nada está escrito y siempre nos tiene guardada una sorpresa. No es una ciencia exacta y al ser un deporte colectivo todo puede ocurrir cuando se enfrentan 11 contra 11.

Un equipo sin Bocanegra, Onyewu, Cherundolo, Goodson, Chandler, Bradley, Dempsey y Altidore salió al campo de juego buscando ser ordenado, cerrando espacios y con la intención de presionar a un rival que se sabía iba a tener la pelota mucho tiempo en su poder.

Se requirió de un par de notables atajadas de Tim Howard frente al "Chicharito" Javier Hernández y un gol de Michael Orozco-Fiscal en la recta final del cotejo para conseguir un triunfo histórico en el Azteca.

El mismo Klinsmann es muy sincero y declaraba que él sabe que es indispensable tener un poco de suerte para cosechar un resultado como el de esta semana en un estadio tan complicado para cualquiera que lo visita.

También lo sabe su adversario. Aunque lo sufra desde la otra "esquina". Andrés Guardado decía: " Nosotros dominamos en encuentro y ellos marcaron un gol con mucha suerte". Tiene toda la razón al sentir que la fortuna no estuvo de su lado, pero debe reconocer que Estados Unidos se preocupó por ser un duro rival por 90 minutos.

Estados Unidos rompió el "maleficio" al ganar en el Azteca y recibió el mejor impulso anímico posible para los próximos dos choques de eliminatorias mundialistas frente a Jamaica.

Demostró que siempre hay una primera vez.