El calor no fue excusa para los Red Bulls

 

Los Red Bulls de Nueva York se van de Texas como ex líder de la Conferencia de Este tras su derrota 2-0 contra el Houston Dynamo en el Estadio BBVA Compass.
 
Dos goles del conjunto local en la primera parte fueron suficientes ante el equipo neoyorquino, que sufrió en el calor de Houston. Hubo una humedad inmensa durante el partido pero el director técnico de Nueva York, Hans Backe, no quiso dar el clima como excusa por la mala imagen de su equipo.
 
“No creo que el calor fue un factor",  le dijo Backe a FutbolMLS.com. “No debemos encontrar excusas. Hemos jugado aquí anteriormente y logramos buenos resultados así que estoy bastante decepcionado por como jugamos hoy". 
 
Los visitantes no pudieron tener un peorl inicio. En el segundo minuto llegó el primer gol del Dynamo cuando Jermaine Taylor se aprovechó de un tiro desviado por el portero Bill Gaudette y fácilmente empujó el balón en la red.
 
No hubo reacción de Nueva York. El equipo de Backe tuvo pocas llegadas al área de Houston y nunca se encontró cómodo en la cancha. El nuevo jugador de los Red Bulls Tim Cahill tuvo que jugar los 90 minutos y le dio crédito al ataque de Houston por su esfuerzo en el partido.
 
“Fue un partido duro”, le admitió Cahill a FutbolMLS.com. “Cumplieron su estrategia de presionarnos con sus mediocampistas. El primer gol nos hizo mucho daño. Houston es un buen equipo. No fue nuestra noche".
 
El Dynamo volvió a marcar en el minuto 28, cortesía de un cabezazo de Calen Carr. El atacante de Houston superó al defensa Roy Miller y batió a Gaudette. De nuevo, los Red Bulls no fueron capaces de reaccionar y remontar. La defensa de Houston  dejó frustrado toda la noche al delantero Thierry Henry. El francés no quiso hablar sobre su actuación personal y señaló que el equipo sufrirá su primera derrota en casa en el próximo partido ante Houston si juega así nuevamente.
 
“Me da igual como me sentí. Perdimos el partido eso es lo más importante",  lamentó Henry a FutbolMLS.com. “Si jugamos como hemos jugado hoy. Creo que vamos a perder el primero partido en casa".
 
Houston y Nueva York se volverán a ver las caras el próximo viernes en el Red Bull Arena.