El Real manda en las Rocosas

Will Johnson and Drew Moor

Photo Credit: 
Getty Images

 

SANDY, UT. -- El Real Salt Lake consiguió una importante victoria en la noche del sábado ante sus rivales regionales Colorado Rapids por 2-0. El resultado evita cualquier especulación sobre el estado anímico del equipo monarca tras el duro correctivo de la jornada anterior.
 
"Necesitábamos esta victoria al precio que fuera. Lo hablamos antes de empezar, era un partido que teníamos que ganar jugando bien o jugando mal. Teníamos que volver a sacar la cabeza y lo hicimos. Quizás no fue nuestro mejor partido, pero sí de gran efectividad. Las pocas que tuvimos las supimos concretar", dijo Javier Morales.
 
"Estoy muy satisfecho porque el trabajo sobre el campo dio sus frutos, y porque fue el reflejo del duro trabajo de entrenamiento que hicimos en la semana. (El equipo) estuvo muy concentrado los noventa minutos ante Colorado que es un equipo muy disciplinado y al que no es fácil superar", dijo un sonriente Jason Kreis, técnico del Real.
 
La victoria supone también sumar el sexto título consecutivo de la Copa de las Montañas Rocosas para la franquicia de Utah, ya que RSL ha ganado los dos partidos de esta temporada, curiosamente por el mismo resultado.
 
"Es bueno para la entidad sumar un nuevo trofeo. Pero si la Copa (RMC) significa algo para nuestros aficionados, significa mucho también para nosotros".
 
Preguntado sobre si el equipo había jugado con una motivación extra, Kreis no supo o no quiso responder. "No lo sé (dijo sonriendo). Puede que estuvieran más motivados. Esa es una buena pregunta para responder con el análisis posterior del encuentro", comentó el DT monarca que señaló que la victoria es un buen paso para seguir en el camino correcto de cara a los próximos compromisos de liga MLS y Copa CONCACAF.
 
Quien estaba muy satisfecho fue Álvaro Saborío, gran protagonista de la noche al anotar el primer gol y asistir en el segundo de Will Johnson. "Fue un gol fácil para mí, tras la gran presión y el mérito grande de Fabián. Pero fue un partido difícil en el que tratamos los delanteros de presionar desde arriba y así fue como se consiguieron los goles", dijo el tico que suma su gol número 11 en liga regular este año.
 
Jamison Olave tuvo que salir a la hora de juego por una sobrecarga en el músculo posterior izquierdo. "Ha sido un susto, y preferimos no forzar, pero creo que estaré bien para el viernes ante Vancouver. El equipo jugó muy concentrado y pudimos concretar ante un rival que se nos plantó muy bien de media cancha para atrás", dijo el central colombiano.
 
Para Olave la victoria no fue más que la consecuencia de la buena marcha del RSL. “El equipo venía tranquilo, sabíamos que lo del pasado sábado no fue más que un traspiés que tuvimos, y hoy se demostró. Esperemos continuar con el partido del viernes ante Vancouver, que siempre han jugado bien contra nosotros, y después seguir en la Concacaf”, comentó el cafetero que
no quiso hacer mayores comentarios a la pregunta de si le molestó no ser llamado de nuevo al Juego de las Estrellas.
 
"Sólo queda desearle lo mejor de las suerte a todos los que vayan. Siempre tienes la esperanza de ser llamado al estar nominado. Disfruté mucho las dos veces que estuve; en esta me ha tocado no estar y, bueno, no hay nada que decir", finalizó Olave.
 
Uno de los jugadores importantes en el encuentro ante los Rapids fue Yordany Álvarez, que entraba sustituyendo a Kyle Beckerman, sancionado con un partido tras la expulsión directa en San José.
 
"A pesar de que tenía una molestia desde la semana pasada, me sentí muy bien. El gran trabajo de los médicos del equipo me recuperó y pude jugar todo el partido", dijo el cubano.