Colorado cae y repite la historia en Utah

Oscar Pareja

Photo Credit: 
Getty Images

Colorado Rapids sigue sin poder romper la racha de resultados negativos, a pesar del gran esfuerzo realizado en el estadio Río Tinto, que registró un casi lleno (19,492 espectadores),  y que incluyó a varias cientos de aficionados que portaban una gran bandera de la ciudad de Aurora, en recuerdo a la reciente masacre en la tercera ciudad más poblada del estado de Colorado.

Lo curioso es que cosechó exactamente el mismo resultado de la primera visita a Utah esta temporada, con el 2-0 del pasado 7 de abril. “Me pareció que ya había visto este partido antes. Fue un sólido partido de nuestros chicos, pero al final justo dos errores fueron los que nos mataron. Demuestra gran carácter pero a la vez que los mismos errores nos han matado en los dos encuentros”, dijo muy contrariado el técnico Oscar Pareja.

“No nos damos por vencidos en ningún momento en el partido de hoy, y muchos chicos que normalmente no tienen muchos minutos en los partidos jugaron muy bien hoy. Sí, hay ciertas cosas que están mejorando, pero necesitamos tres puntos cuando se acaba el partido”, afirmó Pareja que valoró muy positivamente el final de su equipo.

“Nosotros estuvimos atacando hasta el último momento y hubo algunas buenas oportunidades, pero pienso que nuestro equipo llegó algo cansado al final. El encuentro fue realmente duro y muy intenso y finalmente no logramos el gol que buscábamos”, reseñó el DT cafetero de Colorado.

El veterano Brian Mullan que salió en la segunda mitad y que le dio más profundidad al Rapids se mostró muy sincero. “Obviamente no es nada bueno volver a perder por 2-0. Sobre todo con encajando los dos goles como han sido. Al final, uno se pregunta si hay algún problema en nosotros”.

"Esta temporada está siendo muy difícil para nosotros. Creo que después de que desapareciera la desconfianza, pienso que el equipo jugó bien. Tuvimos la mala suerte de ese último gol anotado por un error propio nuestro. Un par de jugadores claves, que fueron fundamentales para nosotros en el pasado, esta noche no nos fueron de ninguna ayuda a nuestra causa", dijo Mullan con una dura crítica de vestuario.

Está claro que el conjunto de Colorado no levanta cabeza y este resultado ahonda en los problemas internos. Al preguntar sobre qué hacer para cambiar las cosas, respondió el veterano volante: “Tenemos que cortar y parar esta racha. Tenemos que conseguir una victoria. Tenemos que encadenar dos victorias seguidas, y luego seguir adelante con ello. Tenemos que tomar algo más de confianza".

El que sí lo vio algo más positivo fue Omar Cummings, saliendo de una lesión de tobillo, que jugó toda la segunda mitad sustituyendo al colombiano Jaime Castrillón, que pasó bastante inédito por la cancha de Salt Lake.

"Me siento mejor y estoy llegando a recuperar el tobillo. Aún no estoy todavía al 100%, pero creo que vamos a tener que trabajar con eso para el resto de la temporada. Honestamente creo que dimos nuestro mejor esfuerzo esta noche. Creo que los chicos lo hicieron bien desde el inicio. Por desgracia, concedimos dos goles; pero aparte de eso, creo que lo hicimos bien durante todo el partido y dimos una mejor imagen", dijo Cummings.