Playoffs Scoreboard

Recap
Leg 1
11/23 FINAL
1LA
0SEA
RECAP
Recap
Leg 2
11/30 9:20pm
SEA
LA
ESPN
Western Conference Championship
Recap
Leg 1
11/23 FINAL
1NY
2NE
RECAP
Recap
Leg 2
11/29 3:00pm
NE
NY
NBCSN
Eastern Conference Championship

¿Crisis en Real Salt Lake?

Crisis en Real Salt Lake

Photo Credit: 
Getty Images

SALT LAKE CITY.- No es fácil adivinar el daño anímico y moral que ha hecho a la plantilla y cuerpo técnico del Real Salt Lake el 5-0 encajado el pasado fin de semana en la Bahía californiana ante los Earthquakes de San José, y que los alejó de la lucha por el primer puesto.

El silencio se ha impuesto en el entorno monarca y habrá que esperar cuál es la respuesta del equipo en el estadio Río Tinto, este sábado a las 8 pm (TV local CW30, Radio en español 102.3 FM La Gran D), enfrentando a Colorado Rapids.

"Callarte y seguir adelante. Eso es todo lo que puedes hacer. A veces sólo tienes que sobrevivir y soportar períodos difíciles, difíciles. Tenemos que seguir estando unidos. Somos un grupo que ha estado mucho tiempo junto; sabemos con seguridad cómo manejar la adversidad", dijo el defensa Nat Borchers, que sigue siendo duda para el sábado.

Es el segundo de los tres choques de esta temporada de la Copa de las Montañas Rocosas. El primero se saldó con victoria del RSL por 2-0 en el pasado 7 de abril, también en Sandy, con goles de los dos delanteros titulares, Saborío (20’) y Espíndola (57’), y haciendo un gran partido y consolidando el liderato en aquel momento, con seis jornadas.

Pero, al margen de ese humillante revés ante los Quakes, el Real lleva una sola victoria y un empate en las últimas seis fechas. Así y todo, se mantiene en la segunda plaza de la conferencia Oeste, y en la clasificación general de la MLS, empatado a 36 puntos con Sporting KC. 

RAPIDS TAMBIÉN EN MAL MOMENTO

Las cosas son bien distintas ahora, pero no sólo para el Real. Los Rapids también atraviesan un muy mal momento con cinco derrotas en los últimos seis partidos. La frustración está también instalada en el cuadro de Colorado.

"Es frustrante, pero no podemos perder la cabeza. No quiero que el grupo pierda la cabeza, porque es un momento muy frágil, cuando no se obtienen resultados, y hay que seguir para adelante",  dijo el técnico Oscar Pareja consciente de la dificultad de mantener la concentración de su plantel.

El colombiano Pareja se ha visto obligado a utilizar muchas  formaciones diferentes en esta temporada debido a múltiples lesiones en su platilla. Ahora, se le suma una nueva baja de la importancia de su capitán, el mediocampista Pablo Mastroeni a la que se une la renuncia de  otro mediocampista Harrison Henao.

El originario de Argentina ya no jugó en la derrota del miércoles en Toronto por 2-1, y se perderá al menos las siguientes seis fechas. El Real Salt Lake también jugará ante los Rapids sin su capitán Kyle Beckerman, expulsado por una controvertida tarjeta roja directa en San José (57’) y que determinó la goleada posterior.

"Todo se cae a pedazos con el alboroto, tras un mal primer tiempo y cuando teníamos tiempo para recuperarnos con el 1-0. Francamente, no estoy exactamente seguro de por qué el árbitro decidió expulsar a nuestro jugador y a ninguno de ellos. Esa es una pregunta que me gustaría que me respondiera…”, dijo Jason Kreis.

Y es que llueve sobre mojado entorno al RSL que perdió la concentración tras la expulsión de su capitán, que respondió en defensa de Javier Morales (el jugador que más faltas recibe en el torneo) después de una dura entrada de Sam Cronin sobre el tobillo y que no recibió ni tarjeta. 

A partir de ahí, los monarcas quedaron paralizados y encajaron cuatro goles en veinte minutos. “Debemos tener más disciplina, pero no por la reacción sobre lo que pitan los árbitros, sino porque no debemos encajar cuatro goles por eso”, reclamaba el DT monarca.

RSL NO ESTÁ ACOSTUMBRADO A GOLEADAS

Desde agosto del 2006 no recibía la franquicia de Salt Lake cinco o más goles, y es la segunda peor en su historia después de ese 6-0 en Nueva York jugando con diez hombres.

 “No nos importa perder, pero queremos perder por que el otro equipo nos bata, no porque las decisiones de los árbitros cambien el partido. No es mucho; sólo queremos un trato justo y que sólo sea un buen partido de fútbol para los aficionados”, dijo Beckerman.

Después de la sesión de entrenamiento del martes, que Jason Kreis extendió con más de media hora extra, el DT monarca dijo: "Tenemos que ser más humildes, somos uno de los equipos más trabajadores... Si no trabajamos con humildad, vamos a fracasar".

La preocupación de Kreis se centró en que el equipo debe tener mayor fortaleza mental. Señaló que un buen equipo se demuestra que juega sin distraerle lo que haga el contrario o por las decisiones de los árbitros.

Aunque sean ya dos partidos en el que las duras entradas a Morales les ha costado muchas tarjetas y pérdidas de concentración. “No me importa. No me voy a poner a llorar. No quiero ser ese tipo de jugador. Si me hacen faltas yo tengo que seguir jugando”, dijo el medio centro argentino.

Sin embargo, el técnico de la Realeza no ve razones para cambiar de filosofía de juego. "Yo no creo que tengamos que hacer nada diferente. Creo que tenemos que hacer lo que podamos para mejorar. Tenemos que cuidar todos los detalles… Cada vez que hacemos esto, y hemos puesto todo en los partidos, se obtiene el resultado exacto que queremos".

Pero preocupa el tema de las lesiones. Sólo dos jugadores, Álvaro Saborío y Will Johnson han podido ser titulares en las últimas seis fechas. Aunque nadie quiere utilizar las lesiones como una excusa, pero es indudable que la zaga del RSL se ha resentido porque todos sus elementos han tenido y arrastran problemas físicos.

Los dos centrales titulares han estado jugando forzados, sin poder estar al ciento por ciento, porque el tercer central Chris Schuler se lesionó en un pie y no se espera recuperarlo hasta agosto. De ahí el debut precipitado de Watson-Siriboe y Mansally.

"Esta es una organización creada en ganar. Los aficionados esperan ganar, los medios de comunicación esperan ganar, esperamos ganar; y lo que tenemos que hacer es volver a esa cultura ganadora. Hemos puesto el listón muy alto para nosotros y tenemos que volver ha ese nivel ", dijo el canadiense Will Johnson.