Vienen tiempos difíciles para el Galaxy

LA Galaxy se prepara para una gira difícil después de la derrota de Chicago Fire en casa ajena.

Gracias a los dos goles del Irlandés Robbie Keane, Galaxy empieza su excursión en Portland con una victoria este sábado, el próximo miércoles van a Vancouver y después regresan a casa para enfrentarse con Chivas USA en el SuperClásico de Los Ángeles.

Con tres partidos en solo 10 días, Keane sabe que es importante estar de regreso anotando goles pero el objetivo del grupo es sumar puntos fuera de casa en esta gira y dejar de lado los logros personales y los goles del triunfo en Chicago.

"El triunfo en Chicago lo merecimos porque fuimos mejores los 90 minutos, con todo y la adversidad del clima. Le doy crédito a mis compañeros porque mostramos buena actitud y eso nos llevo a conseguir la victoria", dijo Keane. 

Acerca de sus dos anotaciones ante el Chicago Fire Robbie Keane asegura que no importa quien marque los goles con que se ganen los tres puntos.

"Estoy contento por los goles, uno como delantero siempre quiere hacerse presente en el marcador, pero esto no es algo personal, es cuestión de equipo y lo importante fueron los tres puntos", expresó Keane.

A cerca de los rivales Portland Timbers, Robbie Keane sabe que se jugará en una cancha muy complicada, pasto artificial y un público que apoya incondicionalmente a su equipo.

"Se viene una gran oportunidad de sumar seis puntos antes de regresar a casa y enfrentar a Chivas. Va a ser una semana muy importante, nunca he jugado en Portland y sé que es complicado, he visto por televisión sus juegos”, comentó Keane.

“Tenemos que seguir jugando de la misma forma, son tres partidos en pocos días y seguramente vamos a necesitar ayuda de algunos otros jugadores de la banca pero estamos trabajando muy fuerte para lograr el objetivo que es regresar a casa con dos triunfos y después pensar en Chivas”.

Por su parte el estelar inglés David Beckham, quien regresará a la cancha después de cumplir dos partidos de suspensión, se muestra motivado por volver a jugar y espera que el equipo muestre consistencia en los siguientes partidos de la gira en Portland y Vancouver.

"Portland es un lugar difícil para jugar, tienen nuevo director técnico y la afición es muy apasionada, pero nosotros después del triunfo en Chicago tenemos que ser consistentes y salir a ganar" dijo Beckham.

Finalmente acerca de la situación física y como le asentó el descanso, Beckham dice que esta listo para enfrentar este sábado a Portland.

"Fue bueno el descanso, me siento bien, no creo que merecí un segundo juego de suspensión, lo de la tarjeta amarilla creo que si fue justa, pero no estoy acostumbrado a estar suspendido”, dijo Beckham.

“Estoy contento por regresar a la cancha y ayudar al equipo, no me arrepiento nunca de lo que hago, en mi carrera nunca me he arrepentido de mis actos y no me gusta perderme ningún partido, pero estoy aquí para ayudar al Galaxy", finalizó.