Quakes suman un punto en el regreso de Chávez a Dallas

FRISCO, Texas. – Con un esquema sólido en defensa, gran orden táctico para cerrar espacios al rival y un rápido y sorpresivo paso al ataque, los San Jose Earthquakes demostraron en suelo texano porque comandan la tabla de posiciones de la Conferencia del Oeste en el torneo emelesero.

Y aunque solamente consiguieron un punto al empatar a 0-0 tantos con el FC Dallas, dejaron claro que iban por la victoria y pudieron conseguirla de no ser por la agilidad de los defensas texanos, dejando al final división de puntos entre el líder y el colero.

El partido significaba la primera ocasión en la que el jugador hondureño Marvin Chávez regresaba a la ciudad de Dallas desde que salió del equipo orientado por Schellas Hyndman, siendo ahora pieza vital en San José.

“La verdad  muy contento en regresar a esta ciudad que me trae bonitos recuerdos. Después, muy satisfecho con el resultado, aunque queríamos ganar, pero Dallas se paró bien y no nos permitió conseguir nuestro objetivo. Igual hay que seguir trabajando y pensar ya en el próximo compromiso”, dijo Chávez.

El conjunto californiano termino con 10 hombres el compromiso debido a la expulsión del jugador mexicano, Ramiro Corrales, capitán del equipo, que vio la tarjeta roja en un lapso de dos minutos, por similares faltas a Ricardo Villar y Carlos Rodríguez.

“Todavía no lo creo, fue la expulsión más rápida y rara de mi carrera, dos amarillas seguidas, pienso que no era para tanto, pero son cosas que pasan en el futbol”, dijo Corrales. “Lamentablemente me tocó a mí y nada, ahora a pensar en el próximo juego”.