Crónica: Chicago 0-2 Galaxy… LA apagó al Fire

BRIDGEVIEW, Ill.- El Toyota Park registró su mejor entrada de lo que va de la temporada para la celebración del encuentro entre Chicago y Los Ángeles que culminó con la derrota del local por 0-2.  Ambas anotaciones del Galaxy fueron por intermedio del delantero irlandés Robbie Keane. 

Con la derrota llegó el final de la buena racha de Chicago que sumaba cuatro encuentros sin perder mientras el equipo de Los Ángeles rompió con una racha de dos derrotas seguidas. 

EL PARTIDO

Si bien ambos equipos salieron a proponer, fue el Galaxy el primero en tocar a la puerta del rival.  Un zurdazo de Chad Barrett a poco de los diez minutos se fue apenas elevado sobre la portería que defiende Sean Johnson.

La respuesta de Chicago llegó apenas superado el minuto diez cuando tras un tiro de esquina y algunos toques, Jalil Anibaba le pegó de primera al balón que se fue desviado cerca al poste izquierdo del meta visitante.

Superados los 20 minutos del encuentro y cuando el accionar parecía muy parejo, el Galaxy abrió el marcador gracias a un tiro penal ejecutado por Robbie Keane.  La jugada prosiguió una intervención con la mano del defensa Jalil Anibaba en los linderos del área grande.

A pocos minutos de terminar la primera parte Patrick Nyarko se perdió el gol de la igualada.  Tras superar a dos defensas por la zona derecha, Chris Rolfe envió un centro al que Nyarko se alzó para conectar de cabeza pero su intento careció de dirección. 

Con el parcial en su contra, Chicago se fue al vestidor esperando tener un mejor desempeño en el complemento.

Para el segundo tiempo y en busca de remontar el 0-1 adverso, Frank Klopas realizó un movimiento al sacar al capitán Logan Pause para dar paso al brasileño Alex.

Pavel Pardo estuvo cerca de conseguir el empate recién arrancado el segundo tiempo.  El mexicano cobró un tiro libre justo frente al área grande y su remate estuvo cerca de entrar pegado al travesaño pero Josh Saunders intervino para desviar a tiro de esquina. 

Unos minutos después el Fire se salvó del segundo gol en contra cuando un remate raso de Michael Stephens se fue apenas desviado de la base del poste izquierdo de Johnson.

La entrada del brasileño dio algo de movilidad al ataque rojo que vio mejorar secuencias buscando llegar con peligro al área del Galaxy.

De a poco, el encuentro perdió intensidad en gran parte porque el visitante bajó a defender con todo pero dejando a su hombre más peligroso, Landon Donovan, en punta.

A diez del final Gonzalo Segares y Chris Rolfe se combinaron para casi conseguir el empate.  Segares entró al área y mantuvo posesión del balón para retrasar para Rolfe que tocó mandando el balón apenas desviado del poste derecho.

Jugada seguida, el Fire fue castigado y concedió el segundo gol cuando el reloj marcaba el minuto 78.  Donovan robó un balón en el área de Chicago para tocar suave para Keane quien remató raso para que el balón llegara a la red sin que Johnson pudiera hacer nada para evitar el gol.

Algunos destellos de la ofensiva de Chicago fueron bien sofocados por la defensa visitante para que se mantuviera el marcador.