Webeando Fútbol: Desespero para Montero y los Sounders

Webeando: Fredy Montero

Photo Credit: 
Getty Images

Sin triunfos en sus últimos nueve partidos, los Seattle Sounders están tan urgidos por recuperar la senda que ya ni les interesa jugar bien si no se obtienen los resultados deseados.

Ese fue el mensaje de Fredy Montero a pocas horas de enfrentarse a Colorado Rapids este sábado (11 p.m. ET; NBCSN), en un duelo que Seattle está obligado a ganar como sea.

“Necesitamos los tres puntos, da lo mismo como jugamos. Si jugamos bien o mal, lo más importante son los tres puntos”, aseguró el atacante colombiano.

Montreal también priorizó lo funcional por sobre lo estético a la hora de fichar a Alessandro Nesta. Aunque el plan original del Impact era contratar a hombre creativo de mediocampo (léase Clarence Seedorf o Michael Ballack), el mal rendimiento defensivo del equipo en fechas recientes obligó a la directiva del club a inclinarse por el experimentado zaguero italiano.

Se espera que Nesta debute con Montreal dentro de dos a tres semanas. En cambio, Jerry Bengtson, flamante contratación de Nueva Inglaterra, asegura estar listo para estrenarse en la MLS con el Revolution este domingo (7:00 p.m. ET; Galavision) ante Red Bulls.

“Para mi es muy importante llegar a mi nuevo equipo y jugar el domingo”, dijo el delantero hondureño. 

Habrá que ver cuando Portland haga debutar al japonés Kosuke Kimura, quien fue adquirido por el cuadro de los Timbers en un intercambio con Colorado Rapids

Portland visitará el sábado (9:00 p.m. ET; MLS LIVE) a un Real Salt Lake que tuvo dos debutantes el pasado miércoles en el empate 0-0 frente a Seattle Sounders: Kenny Mansally y Kwame Watson-Siriboe.

Y por cuarto año consecutivo, David Beckham se perderá la visita del LA Galaxy al Toyota Park de Chicago. Esta vez la razón es la suspensión de un partido que recibió el jugador como consecuencia de sus acciones en el Clásico californiano del pasado fin de semana. Para algunos, sin embargo, el Comité Disciplinario de la MLS debió ser más severo con Becks.