Real Salt Lake valora como positivo el empate ante Seattle

SANDY, Utah. – El Real Salt Lake rompió la racha de tres derrotas consecutivas empatando en casa 0-0 ante Seattle Sounders que le permite, además, mantener las diferencias por la segunda plaza de la Conferencia Oeste. Pero, sobre todo, lo que se valora como más positivo ha sido el no recibir ningún gol después que el DT Jason Kreis se arriesgara haciendo debutar a dos nuevos defensas.

“Después de las difíciles circunstancias que vivió el equipo en todo el viaje a Columbus, estoy muy satisfecho por el trabajo de todo el equipo hoy. Lo más importante es que no hemos encajado ningún gol, que hace tiempo que no lo lográbamos en casa, y ese era uno de los objetivos en el partido de hoy”, dijo Kreis.

“De todas formas, en una noche diferente, no estaría conforme del todo con el resultado porque creo que tuvimos algunas oportunidades claras en el encuentro, tuvimos control del ritmo del juego, e hicimos méritos para habernos llevado los tres puntos”, reseñó el DT monarca que destacó el gran trabajo táctico del joven Luis Gil que jugó de titular como volante derecho.

“Ha sido mejor partido que los últimos tres que hemos jugado, sobre todo en el trabajo en defensa porque ninguno de los dos tuvimos muchas oportunidades claras de gol. Vamos poco a poco mejorando y hoy fue un gran paso ante un gran equipo como Seattle”, dijo Gil que se mostró contento con su presentación.

“Para mí lo valoro como positivo. Era un juego más de defender que de atacar, porque realmente hubo pocas oportunidades para ello. Pero seguro que vendrán las oportunidades y los goles en próximos partidos”, comentó el juvenil del RSL.

Por el contrario, Javier Morales no estaba del todo satisfecho. “Creo que hubiese sido peor haber perdido de nuevo. Si bien el empate no es lo que buscábamos, pero se hizo difícil porque ellos se vinieron a meterse atrás todo el partido. Aunque eso es ya más de los mismo, nosotros tenemos que buscarle la vuelta a eso, porque todos nos juegan igual, cerrados atrás para buscar una contra y matarnos;  a veces se le puede dar la vuelta y a veces no”, dijo el volante argentino.

“Lo positivo es que sumamos y que los dos chicos nuevos jugaron muy bien. Tengo que reconocer que al final ya pensamos que podíamos haber perdido, con las ocasiones que ellos tuvieron. Pero un equipo como Seattle que venga a jugar de esa manera, con marca personal y todo, significa que nos respetan y que estamos haciendo las cosas bien”, concluyó Morales.

El que salió enfadado, con “bronca” como dicen en Argentina, fue Fabián Espíndola, que se perderá el próximo partido de este sábado ante Portland Timbers, de nuevo en el estadio Río Tinto. “Son cosas que pasan. El árbitro me sacó una tarjeta que no merecía. Pero no estamos teniendo suerte con eso, como tampoco con el acierto de cara al gol, y por eso la calentura de no poder sacar el resultado que merecíamos ante nuestra gente que volvió a llenar el campo”.