Lo Bueno, Malo y Bomba: Jornada 17

BMB_Jornada 17

Photo Credit: 
Getty Images

In his weekly column “Lo Bueno, Malo y Bomba”, Juan Mesa points out the good, the bad and the unusual – or “Bomba” – as the season goes on.

Good: The California Clasico. There were seven goals in a game where LA and San Jose found themselves winning at some point. It had it all, a signature goal from David Beckham, a back-heel goal from Chris Wondolowski and for the Honduran fans, an amazing strike by Victor Bernardez.    

Bad: Plata’s situation in Toronto and Grazzini’s in Chicago. Both players remain at their respective clubs but a lot of questions surround their future. While Grazzini is set to stay until the end of the season, it has been reported that he wishes to go back to Argentina for family reasons. Meanwhile, Plata stated that he is returning to Ecuador to rejoin Liga de Quito as he feels that he is not in Coach Paul Mariner’s plans. However, Mariner said that the young Ecuadoran has not signed a contract for a loan to another club. Very confusing.  

Bomba: Marco Pappa is on Fire. Another game and another goal for the Guatemalan, who is said to be getting the attention of European clubs in England and Holland, as well as clubs in South America. 


LO BUENO: EL CLÁSICO CALIFORNIANO

Es un partido que merece mejor prensa, como bien lo hizo FutbolMLS.com. Después del clásico del sábado queda claro que San José Eartquakes y LA Galaxy no se pueden ver ni en pintura. Siete goles, los dos equipos estuvieron arriba en el marcador en algún momento, Beckham marcó de tiro libre, Wondolowski de tacón y, para que los hispanos también celebraran, hubo tanto del hondureño Víctor Bernárdez.

El Galaxy lo tomó como el partido para afianzar su recuperación, los Quakes como el partido para dar un golpe de autoridad en la cima de la Conferencia del Oeste. Los tres puntos fueron para los Quakes, pero por el espectáculo ganamos todos los que vivimos cada minuto de este último clásico. Fue un partidazo.

LO MALO: LOS CASOS DE SEBASTIÁN GRAZZINI Y JOAO PLATA

La MLS no es muy propensa a las novelas de los contratos de jugadores pero esta semana se prendieron las alarmas. Por un lado está la permanencia de Sebastián Grazzini con el Chicago Fire. El argentino parece despedirse debido a asuntos familiares, pero la dirigencia del equipo rojo envía el mensaje de que Grazzini estará en Chicago hasta el fin de la temporada. La afición del Fire merece un mensaje más claro al respecto. Decir que se quedará cuando hay razones familiares de por medio es un poco arriesgado. Son temas serios.

En tanto, Joao Plata dio a entender que ya empacó las maletas para volver a Ecuador y dejar a Toronto FC. El hábil media punta entró en rebelión con el nuevo técnico Paul Mariner, a quien señala de no tenerlo en los planes.  El dirigente Earl Cochrane y el mismo Mariner afirman que Plata es de Toronto y que no hay ningún préstamo firmado por Plata. El DT Mariner añadió que el ecuatoriano no juega debido a que no termina de sanar una lesión. El tema Plata pinta para culebrón de verano en Toronto, justo cuando los canadienses mejoran en su rendimiento.

LO BOMBA: PAPPA Y EL FIRE

Da gusto ver que Chicago Fire está de vuelta en la lucha por llegar a la fiesta final. Es un grande de la MLS. El modelo 2012 tomó mucha forma con la victoria 1-0 del viernes en casa de Sporting KC, la tercera en línea.

Fueron tres puntos de oro de cara a la postemporada. Son los partidos que cuentan en la recta final. Se destaca el silencioso liderazgo de Pavel Pardo, el regreso de Chris Rolfe, el empuje de Dominic Oduro, y, ante todo, la magia de Marco Pappa.

El guatemalteco está en su cuarto de hora. El viernes anotó el gol de la victoria en una jugada totalmente generada por su ingenio. Da la impresión de que puede ser aún mejor, pero lo que está haciendo es grandioso. Un seguidor guatemalteco dijo que su padre tenía dudas de que apareciera un futbolista guatemalteco mejor que Carlos "Pescadito" Ruiz, pero el tiempo demostró lo contrario. Pappa es de alta calidad y llegará lejos.