Crónica: RSL 1-2 SJ… San José toma el liderato del Oeste

SANDY, Utah – Caliente e intenso partido el vivido en el estadio Río Tinto, con temperaturas de más de 100 grados que acabó con la derrota en casa del Real Salt Lake ante San José Earthquakes por 1-2. La segunda derrota consecutiva en Utah le supone también perder el primer puesto de la conferencia Oeste y de la Clasificación General a mano del propio San José.

EL PARTIDO

Real Salt Lake se presentaba al tercer partido en siete días con la baja por lesión de Jamison Olave y la vuelta a la titularidad tras mes y medio de Javier Morales. Como ya había anunciado el propio DT Jason Kreis, ante las bajas de los otros dos centrales suplentes, Chris Schuler y Leone Cruz, optó por colocar Chris Wingert como central y dar entrada al japonés Terakazu Tanaka como lateral izquierdo.

San José, que jugaba con el equipo al completo, fue el primero en llegar al área contraria por medio del primer saque de esquina y que tuvo algunos problemas para despejar la defensa local. La jugada mostró cierto nerviosismo en la escuadra monarca.

Bien por respeto al rival, o bien por las secuelas de la derrota ante LA Galaxy del miércoles pasado, lo cierto es que al Real le costaba tener el control del balón como es su juego habitual.

Los Terremotos mostraban un fútbol muy directo, con búsquedas rápidas de pelotas en profundidad para sus puntas Steven Lenhart y Chris Wondolowski. Este último perdió la primera clara oportunidad de adelantarse en el marcador en el minuto 10’ cuando un gran cambio de juego Simon Dawskins lo dejó solo para un mano a mano con Nick Rimando pero su remate le salió muy desviado.

La respuesta del Real vino en una contra Morales por el centro, con un pase a la espalda de los centrales que hubiera dejado solo a Espíndola, pero no llegó por poco. De todas formas, los visitantes estaban mostrándose mejor asentados en cancha, incluso teniendo ellos la posesión de la pelota.   

El único que aportaba peligro, como ya es habitual, era Fabián Espíndola con sus constantes desmarques y presión sobre los defensas. Dos jugadas protagonizadas por él estuvieron a punto de adelantar al RSL en el marcador.

La primera al minuto 21’ con un disparo por derecha desde fuera del área. Y la segunda, dos minutos más tarde, en un gran balón entre líneas de Ned Grabavoy que Espy aprovechó en velocidad superando a la defensa y rematando al palo contrario donde Morrow sacó la pelota de cabeza pisando la línea de gol de su arco.

Fueron los mejores minutos ofensivos de los monarcas, lanzando se primer tiro de esquina, que en la jugada posterior Saborío estuvo a punto de rematar cabeza un centro de Morales. En el 30’, otra cabalgada de Espíndola por derecha, llegando a la línea de fondo, logra enviar un pase de la muerte a Sabo, pero el remate del tico es rechazado por Bernárdez.

San José seguía mostrando gran peligro con su juego muy vertical. Con apenas dos toques buscaban meter balones a la espalda de la defensa local. Así tuvieron dos claras oportunidades a falta de cinco minutos para el descanso. Primero con el defensa Bernárdez incorporado al ataque que se quedó solo ante Rimando, pero el arquero real le ganó la acción; como en otra gran salvada a tiro a bocajarro de Lenhart minutos después.

En el 41’, una fuerte entrada por detrás, al pie de apoyo de Morales, de Khari Stephenson, el reglamento dice que es tarjeta roja pero el señor Marrufo volvió a interpretar que era solo de amarilla.

Afortunadamente, Morales se pudo recuperar y en la última jugada de la intensa primera parte el argentino envió un pase a Will Johnson desmarcado por izquierda, dentro del área, que el canadiense no supo rematar.

A los 57’ minutos se generó una jugada polémica. Lo que parecía una doble falta a Morales y Saborío dentro del área de San José no fue interpretada como tal. A partir de ahí el ataque del Real fue constante, con innumerables y claras oportunidades de marcar.

Pero cuando mejor jugaba el Real, y después de dos nuevas ocasiones de gol de Johnson y Saborío, vino un grave error de entendimiento de Borchers con Rimando que aprovechó Alan Gordon, que había entrado en el 58´ por Lenhart, para anticiparse y de cabeza poner el 0-1 a los 74’ minutos.

La reacción vino cinco minutos más tarde por medio de un magistral Morales que, de falta directa, puso el balón dentro del marco John Busch con tiro ajustado al palo corto, y consiguiendo la igualada 1-1.

Poco duró la reacción local, porque cuatro minutos más tarde, en una jugada ensayada, un saque de banda por el lateral derecho del área monarca es lanzado con fuerza al área donde Gordon desvía hacia atrás para que Wondo logre tocar lo justo colocando el balón lejos del alcance de Rimando que apenas rozó el balón.

Jarro de agua fría en la calurosa noche del valle de Utah que vio como de nuevo pierde otro partido en casa de forma consecutiva. Tres derrotas en casa, las tres ante equipos californianos.