Toronto FC vuelve a casa a ordenar sus filas

Toronto FC celebrate a goal at Houston

Photo Credit: 
Getty Images

TORONTO - Tras un alegrón pasajero, que duró poco menos de una hora en Houston el miércoles anterior, Toronto FC vuelve a su recinto del BMO Field, para esperar la visita de New England Revolution, en busca de su segundo triunfo en el presente torneo emelesero.

Siendo el equipo con la peor posición en la temporada, los escarlatas tienen que remar contra la corriente aún en su propio estadio, aunque con el cambio de dirección técnica vuelve a renacer la esperanza entre los aficionados que a pesar de la mala racha sigue fiel en cada juego de local.

Para el partido contra Nueva Inglaterra los locales no parecen muy sólidos especialmente en su sistema defensivo, área en la que se echa de menos al espigado defensor Adrian Can, quien se resiente nuevamente de una lesión.

El jugador canadiense volvió recientemente a la cancha después de casi un año de ausencia luego de una operación de rodilla el año pasado. El entrenador Paul Mariner tiene entre manos una difícil tarea para buscar a su sustituto, ya que otro de los defensas, el chileno Miguel Aceval, enfrenta una suspensión en las filas torontianas, tras el incidente protagonizado en un club nocturno de Houston, Texas, junto a Nick Soolsma y Luis Silva.

El sustituto de Can podría ser el jamaiquino Dicoy Williams, quien también viene de una lesión que lo ha tenido alejado del engramado por casi un año.

Y es que el sector defensivo ha sido el Talón de Aquiles del cuadro escarlata desde hace ya varias temporadas, y no hay forma de que cada entrenador de turno tenga la fórmula para solidificar esa importante línea del plantel.

Algo que podría estar a favor de Toronto es el hecho de venir con optimismo luego de casi lograr una hazaña el miércoles anterior, cuando estuvo casi todo el segundo tiempo en ventaja contra el equipo de Houston Dynamo, cuadro que empató a último minuto con gol de Will Bruin.

La victoria hubiese sido mucho mayor, considerando que el cuadro texano no pierde en su propio estadio desde hace ya más de un año. De todas formas, el encuentro contra New England tiene características especiales, pues será el debut en casa de Mariner como nuevo estratega del equipo, ya que la última aparición de los rojos en el BMO Field fue cuando aún Aron Winter estaba a cargo del plantel.

El partido está programado para las 5:30, en un ambiente caluroso y con todo el esplendor que tiene esta área de la ciudad en esta época, que también se prepara para la fiesta automotriz Honda Indy Toronto.