Guillermo Barros Schelotto será DT del Lanús

GBS suena con ser DT de CLB

Photo Credit: 
Getty Images

BUENOS AIRES, Argentina – A casi un año de su retiro como futbolista profesional, Guillermo Barros Schelotto recibió la oportunidad para iniciarse como técnico al frente del Club Atlético Lanús. El Mellizo que hizo historia en Gimnasia y Esgrima (La Plata), Boca Juniors y Columbus Crew, en la MLS, será presentado en sociedad la semana entrante por las autoridades del conjunto granate del sur de la capital argentina.

La apuesta de Lanús es grande al confiar en un entrenador ambicioso que busca hacer sus primeras armas en esa función. La expectativa no es menor por lo que significa el apellido Barros Schelotto en el fútbol argentino y para esta nueva etapa en el banquillo, Guillermo estará acompañado por su hermano Gustavo.

“Anoche llegamos a un acuerdo y los mellizos asumirán el 10 de julio cuando el plantel profesional vuelva de las vacaciones”, confirmó a los medios locales el presidente de Lanús, Nicolás Russo, el miércoles.

De reciente paso por Sueño MLS, Barros Schelotto estará en un club ordenado, que cuenta en sus filas con jugadores de jerarquía como el uruguayo Mario Regueiro y el ítalo-argentino Mauro Camoranesi, y en el que podrá llevar adelante su proyecto en una liga que considera cada vez más exigente y cuyo nivel ha mermado de manera considerable.

“El apuro que hay por ganar te lleva a jugar a cualquier cosa y hace que no se juegue tan bien. Ojalá que uno como técnico pueda mostrar algo distinto”, le manifestó el flamante entrenador granate días atrás a FutbolMLS.com mientras trabajaba en su academia de fútbol que tiene en Ohio junto a Gino Padula, su amigo y ex compañero en Columbus.

Anteriormente, el campeón y MVP con el Crew de la MLS en 2008 había tenido otras propuestas de trabajo por parte de clubes de la Primera B Nacional en su país y también había mantenido charlas con dirigentes de Chicago Fire y Colorado Rapids, antes de las respectivas confirmaciones de Frank Klopas y Oscar Pareja como técnicos.

“La línea que yo elijo es no especular, salir a jugar, a ganar, tener una idea como equipo y no la voy a negociar, más allá del momento que me toque vivir”, afirmó Barros Schelotto. No especulaba como jugador y ahora como entrenador tampoco quiere traicionar sus convicciones. Sólo le queda plasmar su idea en la cancha.