Grazzini descontento con la incertidumbre en Chicago

Sebastian Grazzini

Photo Credit: 
Getty Images

BRIDGEVIEW, Ill. – La seguridad de un empleo es algo a lo que miles de personas aspiran a lo largo y ancho de los Estados Unidos.  Los deportistas profesionales no son ajenos a esto pues uno de los jugadores claves del Chicago Fire, está a menos de 20 días de concluir su contrato con el equipo y sigue sin conocer su futuro inmediato. 

Desde su incorporación al Chicago Fire, Sebastián Grazzini se convirtió en un elemento clave para el representante de Chicago en la MLS por lo que sorprende que la directiva roja siga sin pronunciarse sobre la posible renovación de contrato del mediocampista argentino.

En las distintas ocasiones en que se ha abordado el tema, el de Rosario, Argentina ha sido claro al aceptar su deseo de quedarse con el Fire, pero también al advertir que ahora debe priorizar el aspecto económico.

Durante la actual semana y de cara al partido que el Chicago Fire enfrentará este domingo ante los New York Red Bulls, Grazzini expresó su malestar ante su actual situación.

“Si me conviene económicamente si (me quedo), como ya lo he dicho.  Pero por ahora sigo esperando a ver que dicen los dirigentes”, expresó Grazzini al ser cuestionado si desea quedarse con el Fire.  “Ellos (la directiva) se tomaron un tiempo para decidir, así que yo espero y como lo dije siempre, si me conviene en lo económico me quedo, si no, me voy”.

Grazzini admitió la situación es algo incomoda y hasta una distracción a la hora de jugar al ser cuestionado, si es difícil jugar cuando su futuro es incierto, “la verdad que si”, aseguró.

El argentino desconoce los motivos por los que la directiva sigue sin dar a conocer su decisión pues cree su desempeño en el campo de juego no ha dejado dudas sobre su capacidad.  “La verdad es que no tengo idea, (del por qué la tardanza).  Por ahí si uno no hubiese hecho las cosas bien, por ahí se entiende, igual yo no quiero tener polémica con nadie”, declaró Grazzini quien dice tener presente sus intereses y los de su familia.  “La situación es incómoda porque yo tengo una familia y faltan veinte días de contrato y aun no hacen nada”.

Mientras aclara todas las negociaciones se han realizado con su agente, también reconoce ya existe interés por parte de algunos equipos en Argentina que desean  conseguir sus servicios.  “Gracias a Dios de mi país  me han llamado equipos.  Bueno, es importante porque eso quiere decir que uno ha hecho bien las cosas acá”, dijo el jugador de Chicago.

El armador del Fire finalizó recalcando su deseo de seguir con el equipo rojo y aclarando no existen rencillas con la directiva que puedan estar retrasando la decisión.  “Como he dicho, yo estoy cómodo en la ciudad y si ellos quieren que me quede, bienvenido sea pero como lo dije, vamos a ver que ellos deciden, yo creo que la cuestión por ahora y la tardanza, es meramente lo económico”.