Aron Winter deja su posición como DT de Toronto FC

TORONTO. - Tras un pobre récord de temporada regular, la directiva de Toronto FC decidió hacer el cambio que ya muchos esperaban, al desplazar al entrenador  holandés Aron Winter por su mano derecha, Paul Mariner, quien hasta el jueves por la mañana fungía como preparador de nuevos elementos para el equipo mayor.

El anunció lo hizo este jueves Tom Anselmi, uno de los directores ejecutivos de la organización Maple Leaf Sport and Entertainment, que regenta la franquicia del cuadro escarlata, quien dijo que luego de una reunión con el holandés, llegaron a un acuerdo para que Winter renunciara a la dirección técnica del plantel, en aras de un mejor porvenir para Toronto FC, equipo considerado como el peor equipo de la MLS en la presente temporada.

“Esta ha sido una decisión muy difícil para ambas partes, pero creo que era necesaria dado los resultados de la temporada regular. Nuestros aficionados han sido pacientes y le dimos a Aron la todas las oportunidades para cambiar las cosas, pero esto llegó a un punto en el que era necesario un cambio”, comentó Anselmi.

Al mismo tiempo de desearle todo lo mejor en el futuro a Winter, Anselmi llenó de elogios y buenos deseos al nuevo mandamás en la cancha,  a quien le expresó  el respaldo de la organización para hacer los cambios que sean necesarios para encausar el plantel canadiense en la senda del triunfo.

“Creo que el equipo es mucho mejor de lo que aparenta y confío que aún podemos tener éxito en lo que queda de la temporada. Lucharé por cumplir con el desafío y cambiar las cosas dentro de la cancha tan pronto como sea posible”, comentó Mariner, para quien el plantel no le es nada nuevo, pues formó parte del personal que hace 18 meses llegó con la intención de mejorar la actuación del único equipo que, tras cinco años en la MLS no ha podido alcanzar la fase de los play offs.

Para Mariner la filosofía es la misma que cualquier entrenador, si juega bien es parte del equipo, algo que en cierto modo puede darle el beneficio de la duda a la hora de usar su criterio para armar el equipo ideal para cada partido. Y como el mismo nuevo técnico lo dijo, se espera una evolución dentro del cuadro, aunque no dejó claro si esto significa también una revolución para cambiar el actual esquema de juego.

Winter deja a Toronto en la última posición de la Conferencia Este, con un récord de nueve partidos perdidos y uno solo ganado, el peor registro en la etapa inicial de temporada de cualquier equipo emelesero. Bajo la batuta de Winter, Toronto FC disputó 44 partidos, ganó 7, empató quince y perdió 22. 

Claro que no todo fue malo para Toronto bajo las órdenes de Winter, pues fue el único equipo de la MLS en alcanzar las semifinales de la Liga de Campeones de la Concacaf, derrotando incluso al mismo campeón, Angeles Galaxy, en su propia cancha. Además revalidó en dos oportunidades el título canadiense de fútbol, trofeo que ostenta desde hace cuatro años.

Mariner se convierte así en el séptimo entrenador de Toronto en sus cinco años de existencia, agregándose a la lista de nombres como Mo Johnston, John Carver, Chris Cummins, Preki and Nick Dasovic.