Puppo está “lejos de bajar los brazos”

Federico Puppo con el Chicago Fire

Photo Credit: 
Getty Images

BRIDGEVIEW, Ill. – El Chicago Fire visita a Portland este domingo para jugar su partido número diez de la temporada 2012. Con cada partido que el Fire suma, es una estadística poco deseada para los jugadores Rafael Robayo y Federico Puppo.

Si bien el delantero uruguayo ha participado en ocho encuentros, en todos lo ha hecho de cambio sumando apenas 128 minutos de actividad.  Robayo por su parte ha ido en el once titular en uno de los seis partidos en que ha jugado.

La calidad de los jugadores la reconocida por la afición y directivos de Chicago, incluyendo al cuerpo técnico, responsable de la llegada de ambos jugadores como refuerzos para la actual temporada.  Puppo maneja bien el balón gracias a la técnica que posee dando a la ofensiva una opción que muchos equipos desearían.  Lo de Robayo es cuento aparte.  Por la manera de venir jugando, sorprende que Robayo no sea titular en Chicago cuando el medio campo ha sido zona de nadie en los últimos encuentros disputados por el Fire.

Mientras el colombiano insinuó estar considerando la posibilidad de salir del Fire por falta de continuidad, esto en declaraciones al diario El Espectador de Colombia, Puppo mantiene la paciencia y confianza en que pronto se ganará un lugar en el once del estratega Frank Klopas.

“Por supuesto que uno quiere jugar más minutos y para eso trabajo día a día”, dice Puppo, quien añadió que  ningún jugador llega a un equipo como refuerzo esperando pasar un tercio de la temporada en la banca. El uruguayo admitió también el ser suplente a le sorprende.  “Uno trata de estar mentalizado pero sin duda esta es una experiencia nueva, (ser suplente) no es lo que uno espera porque uno quiere jugar, y en casi diez partidos he jugado muy pocos minutos”.

Por difícil que podría resultar, Puppo se mantiene positivo en espera de la oportunidad para marcar una verdadera diferencia con el equipo rojo.  “Tengo la confianza de que como profesional, cuando se llame ni nombre, seré capaz de mostrar lo que puedo hacer por el equipo.  Lejos de bajar los brazos, me mantengo enfocando sabiendo que este es un buen equipo y cuando a mi me toque jugar, lo daré todo”.

En los pocos minutos de juego que el estratega la ha dado, Puppo ha dado muestras de cuán importante puede ser su presencia en el equipo, eso motiva al delantero.  “Gracias a Dios me ha tocado entrar y aportar al equipo pero hay que seguir trabajando y brindarme al máximo ya después uno hará su evaluación de lo que sea la temporada”.

El haber empezado a mostrar sus cualidades se ha facilitado por el entendimiento que Puppo ha conseguido con sus compañeros, particularmente con Marco Pappa.  Según el uruguayo, ese entendimiento es producto del trabajo que se hace durante la semana de trabajo.  “La verdad es que acá hay jugadores de gran calidad y en las practicas se vienen dando las sociedades y podemos de repente jugar de primera, armar jugadas que gustan.  Ojala se me permita estar más en la cancha”.

Mientras la situación para Robayo y Puppo mejora a cuenta gotas con cada minuto de juego que reciben, para el cuerpo técnico es un verdadero lujo tener en el banco a hombres con las cualidades de los refuerzos que ellos seleccionaron.