Lo Bueno, Malo y Bomba: Jornada 10

BMB_Jornada 10

Photo Credit: 
Getty Images

LO BUENO: La fiesta total del Houston Dynamo.

Una de las aperturas de estadio más emotivas de la historia de la MLS la tuvo el Houston Dynamo. Aún recuerdo el día que Houston acogió a los muchachos de Dominic Kinnear. Fue amor a primera vista. Toda una comunidad se vistió de naranja para garantizar una historia exitosa. Un bicampeonato de la MLS en los primeros dos años lo dicen todo.

El suceso generó la necesidad inmediata de construir un estadio para el Dynamo. Ese  sueño se cumplió el domingo con el tetracampeón D.C. United como testigo. La fiesta la completó la victoria 1-0 del Dynamo con gol de Brad Davis, el jugador insignia de los naranjas. Todo estuvo a pedir de boca para El Batallón, el Texas Army y el resto de aficionados. Aunque sabemos que a Kinnear le gusta la idea de un colectivo de bajo perfil, a este escenario le quedaría bien un par de jugadores de primer nivel. Esa debe ser la tarea de los directivos en el verano: traer refuerzos que mejoren aún más el espectáculo del Dynamo.

Otro buen show se vivió en Montreal con la visita de David Beckham y el LA Galaxy. Una asistencia de 60,680 fue testigo del empate 1-1. En Montreal hay personas que podrán contarle a sus nietos que vieron a Beckham marcar de tiro libre.

LO MALO: La lesión de Marvin Chávez.

Otra semana con una lesión que lamentar. El turno  es para esa flecha hondureña llamada Marvin Chávez. El delantero de los Quakes será baja por unas semanas debido a una dolencia muscular. En el primer juego sin Chávez, los Quakes apenas empataron en casa con Chivas USA. El local tuvo control de las acciones pero no tuvo profundidad, velocidad y sorpresa para llevarse el triunfo. Lo lamenta el DT Frank Yallop, que hizo todo para traer a Chávez en la pretemporada y refundar el esquema de su equipo.

Y malo es el rendimiento de FC Dallas y Philadelphia Union en las fechas recientes. Los texanos completaron seis fechas sin ganar. La semana que pasó perdieron en casa con Seattle Sounders y en la cancha de Columbus Crew. Los Hoops tienen agujeros en defensa y su ataque es débil. Una historia similar vive el Union, un equipo que anota poco y pierde por despistes que no se pueden permitir en un equipo profesional.

LO BOMBA: El cabezazo de Sebastián Miranda.

Aunque un gol de tiro libre de David Beckham volvió a dar la vuelta al mundo, hay que destacar el atípico gol de Sebastián Miranda ante FC Dallas. El chileno marcó de cabeza desde fuera del área, una situación extraña. Miranda sorprendió a todos tras un saque de esquina para llegar a un balón en el límite de las 18. Con potencia y colocación venció a Chris Seitz . Una rareza que merece destacarse.

También hubo una bomba en el Gillette Stadium. El autor fue Lee Nguyen, que selló la goleada 4-1 del New England Revolution contra Vancouver Whitecaps. Nguyen recogió después de un saque de banda y tiro una bomba que entró por el segundo palo de Joe Cannon. Fue el segundo del partido para Nguyen, que tuvo una revancha contra los Whitecaps, equipo que lo dejó libre en la pretemporada.