Fire sigue sin aprovechar la localía

Marco Pappa and Ned Grabavoy

Photo Credit: 
Getty Images

BRIDGEVIEW, Il. – En un encuentro falto de emociones, el Chicago Fire y Real Salt Lake firmaron un empate sin goles la noche del miércoles en el Toyota Park.  El encuentro que prometía mucho, quedó a deber mientras el invitado de honor nunca llegó.

El Chicago Fire generó algunas ocasiones de gol pero sus esporádicos intentos no se concretaron.  Entre los más insistentes estuvieron Marco Pappa y Dominic Oduro pero el marcador se mantuvo y Chicago repartió los puntos con el equipo monarca.

Tal como han venido haciendo en encuentros anteriores, Federico Puppo y Rafael Robayo entraron de cambio. 

El mexicano Pavel Pardo lamentó que en un partido tan trabado en el medio campo, los hombres de rojo no aprovecharon las ocasiones que lograron generar.  “Cuando tienes partidos así, que son trabados y donde cuesta llegar al área, tienes que aprovechar las oportunidades que se presenten, si no las aprovechas, es difícil pensar en conseguir los puntos”.

Según Pardo, duele más aun no sumar tres puntos jugando en casa.  “(..El empate) deja un sabor de boca amargo porque un punto en casa, nunca es bueno.  Si de visita no es suficiente, en casa menos y la verdad es que en casa se nos ha complicado ganar”.

El veterano espera el resultado del próximo sábado cuando reciban al Sporting Kansas City, sea diferente.  “Lo de hoy ya pasó, hay que ver para adelante porque el sábado hay  que ganar”.

Para Rafael Robayo, quien entró de cambio, dice seguir buscando un lugar en el once titular mientras cumple con su rol de suplente. 

“Yo trabajo para divertirme siempre buscando aprovechar el tiempo que este en el campo de juego y por ahora esa es mi función (entrar de cambio).  Lo importante es que cada vez me siento mejor, creo que la adaptación a lo que es el juego de la MLS, ya lo he asimilado de la mejor manera”.

El jugar pocos minutos sigue siendo el tema de conversación con el colombiano que en los pocos minutos de juego, muestra lo que para muchos es lo que al equipo le falta.  “La verdad es complicado (ser suplente) porque uno está a acostumbrado a venir jugando, a ser titular y tener ese ritmo durante un torneo pero ahora toca aprovechar el tiempo que se me dé.  Es bueno saber que se están haciendo las cosas bien y cuando uno sale con la tranquilidad de haber hecho un buen trabajo en los minutos que se jugó, no es que te deje conforme pero por lo menos si satisfecho de saber que estamos en espera del momento para ser titular”.

Robayo al igual que Pardo reprueba el sumar apenas un punto de un encuentro jugado en casa.  “La verdad es que un empate no es algo para lo que se trabaje durante la semana.  En casa estamos dejando escapar muchos puntos y hay que trabajar en ello”.