El Partidazo: Houston recibirá a D.C. en su nuevo estadio

HOU_DC_DL_2012

Photo Credit: 
Getty Images

El balón rodará nuevamente para la MLS este fin de semana con un gran numero de enfrentamientos que definirán el gran momento por el que pasan varios clubes y les recodarán a aquellos con flaquezas que el tiempo se les esta acabando para encontrar la formula ganadora.

Aun así, todos los ojos de la liga estarán puestos en Houston, donde se llevará a cabo la histórica inauguración del BBVA Compass Stadium, la nueva casa del Houston Dynamo. El rival para la gran fiesta naranja no es otro que D.C. United, el club con una de las historias más prestigiosas en la MLS.  Este será, sin duda, El Partidazo de la Jornada 10 (4:30 pm ET); TV: NBC Sports Network).

El BBVA Compass es el primer estadio de la MLS en estar ubicado en el centro de una ciudad y tiene una capacidad de 22.000 personas. La boletería para el encuentro inaugural entre el Dynamo y United ya esta agotada.

El rival para el Dynamo no puede ser mejor, ya que se trata de un D.C. United fuerte, recio y con la capacidad de aguarle la fiesta a la fiel afición naranja. El encuentro entre texanos y capitalinos llega después de 14 días de su primer enfrentamiento en la temporada regular de la MLS 2012. En esa ocasión, D.C. United se llevó un triunfo casero en lo que fue un emocionante partido que terminó con un marcador de 3-2. Will Bruin anotó los dos tantos del Dynamo, pero su esfuerzo se vio opacado por el excelente trabajo de Maicon Santos, quien también anotó dos tantos para United. Dwayne De Rosario fue el autor del otro gol capitalino.

El D.C. United, quienes están a 10 puntos de Houston en la Conferencia del Este, se encuentra pasando por un gran momento y está en la tercera posición de su conferencia. Houston por su parte, cerró un brutal inicio de temporada de siete partidos como visitante, ganando dos, perdiendo tres y empatando dos.  El momento para los naranjas de aprovechar su localía es ahora.

HOUSTON DYNAMO

El triunfo en la revancha es obligatorio

La presión esta en Houston. Es así de simple, ya que el equipo de Dominic Kinnear jugará en su nuevo estadio por primera vez ante su afición, quienes no aceptaran nada más que una victoria.

Desafortunadamente para los texanos, los triunfos no han llegado hace mucho. En sus últimos cinco juegos, solo han registrado dos empates y tres derrotas. El subcampeón de la MLS jugó a mitad de semana ante los Red Bulls y no supieron aprovechar la experiencia para batir a la desfigurada afición taurina.

Aun así, una derrota en una ocasión tan histórica para la franquicia es simplemente inaceptable, por lo que Kinnear tendrá que mostrar sus dotes de estratega y líder motivacional para que sus pupilos saquen el resultado.

D.C. UNITED

La misión: aguar la fiesta y llegar a la cima del Este

El club rojinegro no puede llegar de mejor manera al importante encuentro ante Houston. La idea es aguarle la fiesta a un rival directo de la Conferencia del Este y al mismo tiempo conseguir ponerle presión a Sporting Kansas City y a los Red Bulls en la cima de la tabla.

Para lograr su propósito, el D.C. United contará con varios jugadores de alto potencial individual, como el brasileño Maicon Santos, quien ya fue verdugo de Houston hace un par de semanas. Andy Najar, Dwayne De Rosario y Nick DeLeon son otros tres jugadores que tienen el potencial de cambiar un partido por si solos.