Maicon Santos persevera y silencia a sus detractores

WASHINGTON, DC.— Cuando Maicon Santos llegó en enero a Washington para iniciar la pretemporada con el D.C. United, los más escépticos dudaron si el brasileño podría adaptarse con su fútbol a este nuevo club, luego de no tenerlas todas consigo en sus tres equipos previos en la liga con los que había jugado 62 partidos.

Es que 14 goles en sus tres temporadas en la MLS donde debutó en 2009 con Chivas USA para luego jugar con Toronto FC y el FC Dallas, no parecían un buen antecedente para un jugador que llegaba a un United necesitado de goleadores, que lo ayudaran a dejar en el olvido su pasado inmediato de cuatro campañas sin clasificar a la liguilla.

Pero Santos llegaba con el aval de la directiva del United y principalmente del técnico Ben Olsen, quien siempre confió en él, además de su propio convencimiento de tener la capacidad de triunfar en esta liga.

Y cuando dos semanas después todo parecía indicar que Santos sería relegado a la banca del United por la contratación del albanés Hamdi Salihi como jugador designado, el brasileño tampoco perdió la fe.

“Ésta es una temporada muy larga y cualquier cosa puede pasar. Yo vine a este equipo para ayudar a ganar y siempre estaré preparado para cuándo me necesiten”, dijo Santos a FutbolMLS tres días antes de comenzar la temporada.

De ahí en más, Santos ha escrito otra historia.

El brasileño es uno de los principales responsables de que el D.C. United (4-3-3, 18 puntos) se encuentre en la segunda casilla de la clasificación de la Conferencia Este, al liderar al United con 6 goles y una asistencia en 706 minutos de juego acumulados en 10 partidos, ocho de ellos como titular.

“Maicon es un gran muchacho y deseoso de hacer mucho del trabajo, al igual que mantener el balón y luchar”, dijo Olsen sobre el brasileño después del último partido del club en el RFK cuando Santos le marcó dos goles a Houston, formando una letal combinación con su compañero Chris Pontius.

“Hablamos antes del juego y coincidimos en que a Houston teníamos que hacerle algunos goles y esa conversación la llevamos a la cancha”, dijo Santos.

“Chris (Pontius) y yo estamos bien compenetrados, yo lo escucho a él y el me escucha a mí y de ahí el entendimiento”, continuó. “Yo sólo estoy haciendo mi trabajo”, agregó el goleador con la humildad que lo caracteriza.

“Estamos trabajando juntos como equipo, dentro y fuera del terreno y eso ha sido una gran ayuda para nosotros. Todo ha sido muy bueno hasta ahora”, afirmó.

“Yo voy a seguir haciendo lo que tengo que hacer para siempre ser tomado en cuenta a la hora de jugar”, concluyó  Santos quien de alguna manera para venir a DC tuvo la “recomendación” del capitán canadiense Dwayne De Rosario quien jugó con él en Toronto.

“Es por eso que (el equipo) lo está haciendo muy bien”, dijo De Rosario sobre el impacto del juego de Santos y Pontius en el éxito del United. “Es porque esos dos muchachos están haciendo lo mejor que saben hacer, Chris está entrando por detrás y Maicon mantiene bien el balón para colocarse en buenas áreas”, concluyó De Rosario sobre el United que luego de ganarle a Houston perdió el miércoles 3-5 ante el Earthquakes en San Jose y el sábado visita al Toronto FC en Canadá.

Sin duda otra buena oportunidad para Santos de demostrar ante Toronto, uno de sus ex equipos, que sí puede rendir en esta liga, tal como lo hizo ante el FC Dallas al que le marcó dos en su visita a DC.