Se dice en Europa: Red Bulls entre Ireland y Ballack

Michael Ballck y Stephen Ireland

Photo Credit: 
Getty Images

In his weekly column for FutbolMLS.com “Se dice en… Europa”, MARCA reporter David Ruiz explores the reported interest the New York Red Bulls have to acquire a third Designated Player once the transfer window opens again. Two names keep popping up more than any others: Michael Ballack from Bayern Leverkusen and Aston Villa’s Stephen Ireland.

In a long interview for German channel ZDF, Ballack confirmed his interest in playing in MLS, specifically for RBNY. However, it appears that it might not be a done deal, in part because NY’s General Manager Erik Soler is still unsure whether Ballack is the right fit for the team’s midfield.

That’s where Ireland comes in.

Soler has long admired the former Manchester City midfielder and he has put him first in his list of desired signings. The issue with Ireland is the fact that he is still under contract with Villa, which means that, in order to sign him, NY would need to pay the Premier League club for the transfer. On the other hand, Ballack is in the final year of his contact with Bayern Leverkusen, which allows him to move freely to a team of his preference.  


Los New York Red Bulls están convencidos de que éste será al fin su año. El glamoroso conjunto de la Gran Manzana se ha juramentado para que no pase de 2012 el conseguir su máximo objetivo desde su fundación: la conquista de la MLS Cup.

Por tal motivo, los mentores del club neoyorkino se han propuesto reforzar la plantilla con un tercer Jugador Franquicia en el momento en el que se abra de nuevo el mercado de fichajes, allá por principios de julio.

La idea del mánager general del club, Erik Soler, es hacerse con los servicios de un mediocampista de corte creativo que alimente de balones francos de gol a Thierry Henry desde la segunda línea de pase.

Los dos candidatos que estaría barajando en estos momentos la dirección técnica de los NYRB son el alemán Michael Ballack y el inglés Stephen Ireland, que actualmente milita en el Aston Villa.

Precisamente, el emblemático futbolista alemán del Bayer Leverkusen, objeto de deseo de la Liga profesional estadoudinense desde hace varios meses, confirmó el pasado domingo durante una larga entrevista que concedió al canal de televisión de su país ZDF, haber tomado la decisión de continuar su carrera al otro lado del Atlántico, amén de estar ya en plenas negociaciones con la Liga americana. "Estamos en conversaciones con la MLS, por lo que si llegamos a un acuerdo satisfactorio, lo normal es que la próxima temporada me vaya a jugar allí".  

El veterano mediocampista de 35 años confirmó igualmente que no seguirá en el Bayer Leverkusen más allá del 30 de junio, cuando expira su contrato, y que incluso había llegado a pensar en colgar las botas a la conclusión del presente ejercicio. Sin embargo, reconoció que "la llama del juego sigue viva. Mi motivación para seguir es todavía alta y me apetece probar una experiencia nueva, lejos de Europa, y en una competición en constante progresión y crecimiento, como es la MLS".

Aunque no quiso desvelar el nombre del equipo en el que podría recalar, sí hizo una revelación que puede considerarse una auténtica declaración de intenciones: "El New York Red Bulls encabeza mis preferencias".

Lo cierto es que el agente del jugador natural de Gorlitz, Michael Becker, lleva cerca de un mes negociando directamente con Soler el trasvase del ex capitán de la Mannschaft al cuadro de la Gran Manzana.

Por lo que ha podido saber FutbolMLS.com, el motivo de que la operación no se haya cerrado aún estriba en las dudas que tiene el mánager general del NYRB en si Ballack es realmente el futbolista que necesitan para hacer esa función de enlace entre Rafa Márquez y Titi Henry.

Justo en ese punto aparece la figura del inglés Ireland, cuyas características gustan y mucho a Soler. De hecho, el ex medio ofensivo del Manchester City es el primero en la lista de la compra del mandamás neoyorkino. El problema para concretar su llegada al Red Bull Arena estriba en que aún tiene contrato en vigor con el Aston Villa, por lo que a su alto caché salarial (en la actualidad rondando los 140.000 dólares semanales) habría que añadir una importante suma en concepto de traspaso al conjunto sajón.

La ventaja de contratar a Ballack radica en el hecho de que el alemán llegaría con la carta de libertad bajo el brazo, por lo que no habría que pagar un solo euro al Bayer Leverkusen, club al que regresó hace dos temporadas tras sus periplos por el Bayern Múnich y el Chelsea.