Rafa Márquez recibe tres partidos de suspensión por su acción a Shea Salinas

Rafael Marquez (suspension)

Photo Credit: 
Getty Images

NUEVA YORK. – Veredicto revelado: tres partidos de suspensión y una multa.

Ese es el castigo que el Comité Disciplinario de la MLS le ha impuesto a Rafael Márquez por sus acciones en el partido del sábado pasado entre los New York Red Bulls y San Jose Earthquakes en el que lesionó al volante de los Quakes Shea Salinas.

“Márquez sujetó, derribó y pateó a su oponente en el minuto 42 del partido del 14 de abril ante San Jose Earthquakes y sus acciones fueron percibidas como conducta violenta que demostró una indiferencia evidente hacia la seguridad de su oponente”, indicó un comunicado de prensa  la Liga sobre la decisión del Comité Disciplinario, el cual también señaló que la multa al jugador “no fue revelada”.  

El choque entre Márquez y Salinas dejó al jugador de los Quakes con una fractura de clavícula, por lo que estará fuera de la cancha entre seis y ocho semanas.

La sanción dejará a los New York Red Bulls sin su Jugador Franquicia para los siguientes tres partidos, empezando por el de este domingo ante D.C. United en el Estadio RFK, seguido por los encuentros ante New England Revolution el 28 de abril y contra el L.A. Galaxy el 5 de mayo.

Márquez recibe esta nueva suspensión después de haber cumplido otra sanción recientemente en la que se perdió dos partidos esta temporada por una sanción de tres juegos que recibió en el último juego de la temporada anterior cuando le arrojó un balón a Landon Donovan el pasado 30 de octubre. Márquez fue expulsado en aquel partido y fue suspendido por dos partidos adicionales por el Comité Disciplinario.

Marvin Chávez también recibe suspensión

El volante hondureño de San Jose también fue sancionado por una acción sobre Roy Miller en el mismo partido. Chávez fue suspendido por un juego debido a la fuerte entrada y golpe que le dio al defensa costarricense de los Red Bulls al minuto 52 de juego.  

Chávez servirá su suspensión este sábado, perdiéndose el encuentro entre los Quakes y Real Salt Lake.