Colombianos en MLS: ¿Que ven los clubes en el jugador colombiano?

Colombianos en MLS 3

Photo Credit: 
New Englad Revolution

Con la llegada del Arranque de Temporada, FutbolMLS.com ha realizado una serie de tres partes la cual examina la influencia de los jugadores colombianos en la Major League Soccer, las razones detrás de la ola de jugadores a la liga en el receso de temporada y los equipos de la MLS que encuentran a Colombia como una tierra fértil para descubrir talento.

En la última parte de la serie, el editor de MLSsoccer.com Nick Firchau examina los diferentes caminos que New England y Portland tuvieron que tomar para descubrir el talento colombiano que ahora poseen.

No mucho tiempo después de que el New England Revolution cerrara otra frustrante temporada el año pasado, Michael Burns ya estaba en un lugar que nunca antes había visto para buscar soluciones.

Los Revs, un equipo que tiene una historia exitosa forjada por jugadores estadounidenses, se encontraban en un momento de cambio en su manera de hacer las cosas. Sus días de gloria estaban cada vez más lejanos y su director técnico de muchos años, Steve Nicol, ya no estaba presente. La situación en el receso de temporada se había vuelto difícil por el hecho de tener que reconstruir desde cero con un número de veteranos y con lo que Burns pudiera encontrar en sus viajes.

Burns recibe llamadas de agentes de jugadores todos los días, como cualquier otro gerente general de un equipo de la MLS. El talento está en todas partes de Europa, Suramérica y los Estados Unidos para ser encontrado, pero toma muchas llamadas, muchos vuelos y mucha confianza para poder descubrirlos.

En noviembre del 2011, un consejo llevó a Burns al nuevo DT de los Revs, Jay Heaps, a Colombia, un lugar que Burns y los Revs nunca habían observado con mucha seriedad en el pasado. Sin embargo, lo que ocurrió allí podría ser la respuesta que los Revs habían estado buscando. Al mismo tiempo, ese lugar le ofreció a Burns una ventana hacia una nueva dirección para toda la liga.

“Yo no era el único que estaba observando jugadores. Fui a un partido allí y estaba otro club de la MLS en el mismo lugar”, le dijo Burns a MLSsoccer.com. “Yo no sabía que ellos iban a estar allí y ellos tampoco sabían que yo lo estaría”.

“No es muy diferente a estar en la Prueba Anual de la MLS, excepto que uno está en Colombia viendo un partido”, agregó.

Burns y los Revs ficharon a tres jugadores colombianos en el receso de temporada en ese viaje y otros dos más. Ese sería un número de viajes anormal en cualquier otro año, pero en este no, ya que otros nueve equipos de la MLS hicieron algo similar y ficharon a al menos un jugador de ese país como si se tratara de una mina de oro recién encontrada.

Los Revs fueron el equipo que más colombianos contrató, haciéndose a los servicios de Fernando Cárdenas, John Lozano y Jose Moreno, este último quien se perderá el primer partido de New England luego de una extraña situación alrededor de su llegada.

Como anillo al dedo

Burns no quiso decir el club a quien el otro representante de la MLS pertenecía en ese partido que fue a ver, pero todo parece indicar que esta otra persona era el gerente deportivo de los Portland Timbers Gavin Wilkinson, quien depositó el éxito de su franquicia en cuatro jugadores colombianos.

Wilkinson (derecha) ha observado jugadores en Europa, Togo y Sierra Leona, entre otros. Pero hay una razón especial por la cual está buscando perder su acento de Nueva Zelanda y aprender español: Le gusta lo que ha encontrado en Colombia.

Al igual que Burns, Wilkinson llevó al nuevo entrenador de los Timbers, John Spencer, a Colombia cuando este recién fue contratado en el 2010. Sabiendo que su equipo necesitaría jugadores agresivos, atléticos y listos para correr todo el partido, Wilkinson se interesoo rápidamente por Jorge Perlaza y Diego Chara, dos jugadores que jugaron para el club verde en su año de debut en la MLS.

“Vimos cuatro partidos y en cada uno vimos uno o dos jugadores que encajarían con lo que estamos tratando de hacer en Porland”, dijo Wilkinson.

Si se les pregunta a los diferentes directores deportivos o directores técnicos de la liga acerca de los colombianos, la respuesta siempre es similar: fuerza, tamaño, velocidad y técnica. Equipos como Portland, Seattle, Real Salt Lake y FC Dallas han sido bien recompensados por sus inversiones con colombianos gracias a jugadores como David Ferreira, Jamison Olave, Jhon Kennedy Hurtado y Fredy Montero, jugadores que ficharon desde que la ola empezó en 2008.

Lo que empezó como uno que otro equipo fichando uno que otro jugador, se convirtió en una revolución. Más de la mitad de los equipos de la liga tienen al menos un jugador colombiano en su nómina, y aquellos que han sido exitosos en la MLS siguen quedándose aquí.  

“Somos una liga que, por nuestra estructura de salario, no podemos ir a competir por los mejores jugadores en Brasil porque son muy caros, o tomar los mejores jugadores de Inglaterra o España porque son muy caros”, dijo el DT de Seattle Sounders Sigi Schmid. “Pero a nivel económico, podemos competir un poco más [por jugadores colombianos], y eso nos permite fichar jugadores de calidad a un buen precio”.

Según el director deportivo de los Sounders Chris Henderson, “es difícil dejar algo que ya ha funcionado”.

Claro está que no hay una relación directa entre los colombianos y los títulos de los clubes. No es algo automático. Olave fue vital para que Real Salt Lake ganara el título del 2009 y fue importante en la participación del club en la Liga de Campeones de la CONCACAF. Sin embargo, ha sido el LA Galaxy el equipo que ha dominado las últimas temporadas en la MLS, y este equipo no tiene ningún colombiano en su nómina.

Lo mismo se puede decir de Houston Dynamo, que ganó la Conferencia del Este el año pasado, o los campeones del 2010, Colorado Rapids. Ahora bajo el colombiano Oscar Pareja, el cuadro vinotinto ha empezado a fichar jugadores cafeteros.

Aun así, clubes como Portland mantienen su interés por los colombianos. Después de fichar a Perlaza en marzo del año pasado y a Chara como Jugador Franquicia un mes después, los Timbers se han hecho a los servicios de otros dos jugadores de ese país.

Para los Timbers es simple. Ellos no tenían una academia de jugadores el año pasado y el talento experimentado de Estados Unidos es más caro que el talento juvenil de Colombia. Además, la competencia por jugadores europeos deja el costo muy alto para la MLS.

“El juego es diferente [en Europa] porque los jugadores tienen más opciones y eso los hace más costosos”, dijo Wilkinson. “Los jugadores que salen de Colombia no tienen esas mismas opciones”.

¿Revolución en New England?

Después de la débil temporada que tuvieron el año pasado, la única dirección en la que los Revs pueden ir es hacia arriba. El club terminó empatado en el último lugar de la liga, ganando tan solo cinco partidos y siendo una sombra de gran club solía ser.

Este año tendrán en sus líneas a dos de los jugadores más experimentados de la liga, Benny Feilhaber y Shalrie Joseph, pero sin mucho más para luchar contra equipos como Houston, Sporting KC y los New York Red Bulls en la Conferencia del Este.

Por eso es que cuando Burns recibió la llamada de un agente el año pasado con una invitación a Colombia, el directivo lo tomó abiertamente. No esperaba encontrar todas las soluciones allí, pero después de ver cuatro partidos ya tenía una lista de jugadores que podrían ayudar a los Revs.

“Muchos jugadores colombianos complementan bien a los estadounidenses en términos de habilidad técnica y estilo de trabajo”, dijo. “Nosotros no fuimos pensando que teníamos que fichar a alguien, pero así fue que se dio”.

Burns tomó a Lozano (derecha) y a Cárdenas del América del Cali y a Moreno como préstamo del Once Caldas, dos equipos que pasan por problemas económicos actualmente.  

El zurdo Cárdenas podría ser una solución en el mediocampo, mientras que el espigado Lozano viene a cubrir una importante plaza defensiva. El año pasado los Revs permitieron 58 goles en contra.

Moreno, quien firmó un contrato con los Revs que empezaba oficialmente el 1 de marzo, fue noticia el mes pasado cuando le dio a entender a la prensa colombiana que se quería quedar en Once Caldas. Aun así, este es el jugador que los Revs más necesitan ya que se trata de un delantero que seguramente saldrá de titular luego de que el club emelesero perdiera a su delantero Rajko Lekic en el receso de temporada.

La presión de por sí ya es muy alta para los jugadores colombianos en la MLS, incluyendo al trio de New England. Jugadores como Montero, Olave y Hurtado ha brillado, pero ¿Qué pasaría si este nuevo grupo no llena las mismas expectativas?

“Lo único que pasaría en algún momento si un grupo de colombianos llega a la liga y hace un trabajo es que no se vería bien para los demás”, dijo Schmid. “Si alguien trae a un jugador de Ecuador – como Chivas los hizo con [Oswaldo] Minda – y le va muy bien, entonces la gente empieza a mirar hacia ese país”.

Por ahora, todos los ojos están fijos en Colombia. Burns, por su parte, sabe el riesgo de traer a un trio de jugadores desconocidos en su medio a su equipo. Pero, al otro lado de la moneda, si su viaje a Colombia le trae éxito a su club en 2012, ¿Quién va a decir que regresará a Colombia el siguiente año?

“Nosotros estamos abiertos a ir a cualquier lugar del mundo para encontrar jugadores que mejoren nuestro equipo”, dijo Burns. “Para nosotros, este año, pensamos que los tres jugadores fichados en Colombia nos ayudarán. Esperamos que ellos tengan un gran año individual y que nosotros lo tengamos colectivamente. Si es así, seguramente será un lugar que visitaremos de nuevo”.