Juninho deja a São Paulo en el pasado y vive su presente con el Galaxy

Juninho

Photo Credit: 
Getty Images

NUEVA YORK -  Cuando Juninho partió hacia Brasil a fines del 2011 sabía de antemano que las puertas del LA Galaxy quedaban totalmente abiertas para un pronto retorno.

Y es que tras dos temporadas con un desempeño extraordinario, inclusive siendo pieza fundamental para la consecución la Copa MLS el año anterior, eran muestra suficiente de lo que el mediocampista defensivo significaba para el cuadro de Los Ángeles.

Para nadie resultó sorpresivo entonces que tras quedar fuera de los planes de su club São Paulo, Juninho hubiese tenido como primera opción retornar al Galaxy, un club al que él ya considera su segunda casa.

“Es una felicidad muy grande regresar a mi segunda casa…, regresar al equipo que siempre he tenido espacio para jugar, con grandes amigos, grandes entrenadores.  Acá me siento muy a gusto”, le dijo Juninho a FutbolMLS.com.

No obstante, lo que si resultó sorpresivo para todos fue su retorno inmediato cuando previamente se había anunciado que el cuadro paulista retenía sus servicios con la extensión de su contrato por tres años más.

La competencia por un puesto en el primer equipo del cuadro brasileño era simplemente insostenible para el volante defensivo, por lo que optó por el retorno inmediato.

“Desde chico tengo el sueño de jugar ahí [en Sao Paulo]. Desde la academia a los 15 años cuando ingresé a São Paulo, yo tengo el sueño de jugar ahí, pero ellos tienen grandes jugadores en mi misma posición, tenían muchos de ellos y muy buenos, entonces fue cuando [decidí] regresar a mi otra casa que es Los Ángeles”, explicó.

Trascurría la temporada del brasileirao, se habían jugado cinco partidos y Juninho no tuvo actividad en ninguno, pues no contaba con la preferencia del actual DT Emerson Leao.

“La directiva quería que me quedara y juegue, pero el entrenador opinaba distinto” aseguró Juninho.

“Él cómo entrenador sabía si yo podía jugar o no, entonces me dijo que iba a ser difícil la oportunidad, tenía cincos partidos y no jugaba, entonces tomé la decisión de regresar”.

Decisión, que a su juicio, fue más que acertada ya que tras el anuncio de su re-unión con el grupo, la satisfacción por su regreso se hizo sentir desde la fanaticada hasta el cuerpo técnico y los jugadores, donde el mismo David Beckham lo calificó como algo grande.

“Nosotros ya venimos jugando juntos por dos años, y gracias a esto tenemos una buena sociedad dentro de la cancha.  Eso me pone muy contento el saber que él [Beckham] quería mi regreso”, dijo Juninho. 

“Eso nos pone fuertes también, con la llegada de muchos jugadores tengo la certeza de que el Galaxy será fuerte otra vez”.

Si bien todos quieren ver al mismo Juninho que brilló en 2011, este año la situación será distinta, no solo por la cantidad de torneos en los que el cuadro galáctico estará participando, también por la disputa que tendrá con su compatriota Marcelo Sarvas.  Juninho admite que existe una saludable competencia por un puesto en el primer plantel, pues reconoce la calidad de su compatriota.

“Seguro que si hay una disputa, saludable, creo como brasileño [Sarvas] quiere hacer historia acá en la MLS.

“Tenemos las mismas cualidades, somos del mismo país, hablamos el mismo idioma, creo que es fácil la adaptación, y vamos a ver, a esperar un poco hasta que empiecen los torneos, quien sabe y podamos jugar juntos”.

Con la MLS y la Concachampions en la mira

Tras haber ganado la Copa MLS 2011, el deseo de Juninho y del LA Galaxy es seguir acumulando trofeos y repetir el gustito de ganar campeonatos.

En un 2012 bastante largo y muy activo en competencias – Concachampions, MLS y Open Cup – el Galaxy va con un solo propósito, revalidar el título de la MLS y acaparar con cuanto título se le pase por el frente.

“Tenemos que trabajar duro y saber lidiar con la situación”, dijo Juninho.

“La MLS es lo nacional, y dura mucho tiempo, y la CONCACAF es corta, pierdes dos partidos y sales… Entonces [la clave] es saber lidiar con cada situación”, concluyó.