Martín Rivero busca empezar una nueva vida en Colorado

Rapids acquire Argentinian playmaker Martin Rivero

Photo Credit: 
Courtesy of Telam

SANTA FE, Argentina – Quiere dar vuelta la página para empezar a escribir su nueva historia en Denver. Atrás quedará Rosario Central, donde permaneció y se formó como profesional desde los 14 años, para empezar a rodar su primera experiencia internacional. Hoy, ya con 22 y en su mejor momento, Martín Rivero busca afianzarse y ponerle su impronta a este Colorado Rapids con sello latino.

“Estoy muy contento porque me haya salido este pase a Colorado y espero aprovecharlo para mantener el nivel que tuve en Central”, le expresó el volante a FutbolMLS.com horas antes de partir hacia su nuevo destino futbolístico.

El oriundo de Roldán, provincia de Santa Fe, dice sentirse preparado para afrontar esta nueva etapa en su carrera. “Es una linda oportunidad para seguir agarrando experiencia en una liga que está creciendo mucho”, considera. Y destacó: “Por ahí antes no se la nombraba tanto [a la MLS], pero ahora conozco varios jugadores que fueron allá y, por lo que me contaron, el nivel de la liga va progresando con el tiempo”.

Uno de esos que dice conocer Rivero es Milton Caraglio, ex delantero de New England Revolution y ex compañero suyo en Central. “Le pregunté sobre MLS y me dijo que lo trataron muy bien, que es muy cómodo todo. Estados Unidos es otro mundo y a cualquiera le gustaría estar allá”, comentó.

“Espero encontrarme un fútbol ya avanzado, más que nada ahora pienso en mi equipo y en adaptarme bien al grupo. ¡Ya quiero entrenarme y empezar a jugar!”, sostiene el argentino, quien días atrás mantuvo contacto con Oscar Pareja, su nuevo entrenador. “Sé que él [Pareja] es colombiano y eso me va a ayudar en la adaptación. Me dijo que me había seguido mucho y que estaba muy contento de contar conmigo”, mencionó.

Aquellas palabras de Pareja motivan al flamante enganche de los Rapids. “Ese apoyo ayuda mucho, da confianza y ganas para lo que viene. Quiero devolverle la confianza en la cancha desde el primer momento”, afirmó. Asimismo, Rivero quiere contribuir a darle forma al proyecto con tinte latino que pretende plasmar Pareja: “Por lo que vi, la liga es muy física y por ahí no cuentan con muchos jugadores con técnica. Ojalá que Colorado tenga una identidad de juego y que salga todo bien para tener un buen torneo”.

El habilidoso mediocampista entiende que en la MLS puede destacarse a partir de su dinámica, pero sobre todo de su buen trato de pelota. De hecho sabe que tiene varios y muy buenos antecedentes de compatriotas en su puesto, como Christian Gómez y Guillermo Barros Schelotto en el pasado, y Javier Morales, Mauro Rosales y Sebastián Grazzini en la actualidad. “Se que los argentinos lo están haciendo muy bien. Quiero aprovechar mis condiciones para repetir el éxito que tuvieron ellos”, manifestó.

“Siempre quise jugar en Central”

Siendo uno de los prospectos más interesantes de Rosario Central y con seis meses más de contrato, antes de firmar con Colorado Rapids Martín Rivero se declaró jugador libre porque su ex club no había saldado por completo su deuda con él.

Desde principios de año, la relación dirigencia-jugador se fue caldeando cada vez más, con medidas radicales de parte de Central relegando a Rivero del primer plantel y siendo eje del malestar de fanáticos “canallas”, con amenazas de por medio, por su supuesta negativa a extender su vínculo contractual.

-¿Con qué sensaciones dejas Central?

-Con muchas porque el equipo estaba muy bien, el cuerpo técnico me tenía muy en cuenta y yo pasaba mi mejor momento [12 partidos jugados sobre 18 cotejos; un gol], por eso fue doloroso no haber podido llegar a un acuerdo.

-Pero desde tu ex club te acusan de no haber querido renovar contrato…

-No, yo siempre quise renovar pero no tuvimos respuesta de la dirigencia. Cada uno tiene que pelear por lo suyo, yo lo hice a mi manera y quizá ellos no lo entendieron.

-¿Por qué te separaron del plantel?

-Se está haciendo común en Argentina dejar “colgados” [separados] a los jugadores si no renuevan y tratan de meter presión por ahí. Yo estoy tranquilo porque siempre quise jugar en Central; ellos tendrán su pensamiento y yo el mío.

-¿Por qué se complicó tanto tu salida?

-Eso lo llevaron adelante mis representantes. Por ahí se dijeron cosas que no se deberían haber dicho, como hablar de dinero. Me molestó porque son códigos que no se tienen que perder, pero cuando ya hablan de lo que gana cada uno puede hasta ser peligroso.

-¿Fue la manera de irte que menos deseabas?

-Sí, era lo último que quería. Lamentablemente pasó todo esto y me tuve que ir, no se si de la peor manera pero mal. Aunque es difícil pensarlo ahora, ojalá pueda volver algún día y transmitir lo que estaba dando y mucho más.

-¿Cómo fue recibir el hostigamiento de los hinchas que antes te apoyaban?

-A los hinchas se los entiende y más en Rosario, que es un párrafo aparte porque es muy pasional. El hincha quiere lo mejor para el club, pero uno tiene que pensar en su familia.

-¿Alguien intentó agredirte?

-Me rayaron el auto e incluso recibí comentarios de que me iban a matar, pero uno trata de no darles bola [importancia] y de no hacerse malasangre. Es duro y difícil convivir así. Ahora trato de pensar en que va a ser muy lindo lo que me va a pasar por arrancar una nueva vida y de dejar atrás todo lo malo para recordar lo bueno que viví en Rosario.

Colorado cierra torneo en Hawái con triunfo

El debutante Tony Cascio fue el encargado de darle el triunfo a Colorado Rapids sobre el Melbourne Heart en el partido de consolación del torneo de pretemporada Hawaiian Islands Invitational. Al minuto 30, el joven atacante mandó un riflazo imparable, con el que el cuadro emelesero logró el triunfo por 1-0 ante el equipo australiano.

Los Rapids dejarán Hawái con un récord de una victoria y una derrota, luego de caer en su primer partido del torneo por 2-1 ante el Yokahama FC de Japón.