David Ferreira recibe luz verde para entrenar regularmente

DALLAS — El ex Jugador Más Valioso de la MLS David Ferreira visitó al grupo de doctores de FC Dallas el miércoles para evaluar el progreso de recuperación de su tobillo, el cual se fracturó en abril del año pasado. El diagnóstico: Ferreira tiene luz verde para incrementar su trabajo dentro de la cancha.

El colombiano, quien sufrió la lesión en el séptimo partido del equipo el año pasado y se sometió a una cirugía en mayo, ya ha comenzado a participar más tiempo en los entrenamientos del equipo y se espera que regrese en algún momento de la temporada 2012.

“Él fue a donde uno de nuestros doctores y le aseguraron que todo estaba bien con su tobillo, pero que iba a tener algo de dolor”, dijo el DT de FC Dallas Schellas Hyndman luego de la victoria de pretemporada de su equipo ante SMU por 4-0. “Puede que [el tobillo] no regrese a ser como era antes y el tendrá que entender que el dolor va a estar presente”.

A sus 32 años, Ferreira aún no ha jugado ninguno de los partidos de pretemporada del Dallas. El club abre su campaña 2012 el próximo 12 de marzo en casa ante los New York Red Bulls.

“Entre más juegue, menos sentirá dolor”, dijo Hyndman. “Su comentario fue ‘hey, quiero jugar hoy’, lo cual no haríamos. Pienso que el está en ese punto donde debe decir ‘hey, necesito salir a jugar’”.

A pesar de haber pedido regresar a la acción en la cancha, Hyndman considera muy pronto poner al estelar volante a jugar. Al ser preguntado si Ferreira jugará el sábado ante la Universidad de Tulsa, Hyndman dijo que “probablemente no”.

“Pienso que debemos aclimatarlo en las sesiones de entrenamiento donde podrá jugar con todo ante sus compañeros, quienes saben que está lesionado, en vez de ponerlo a jugar ante personas que no saben que tuvo una cirugía”.

Con menos de un mes para el inicio de la temporada regular, Ferreira tendrá que ajustarse a jugar con dolor regularmente. Hyndman también piensa que Ferreira tiene otras limitaciones desde el punto de vista físico antes de poder jugar a su máximo nivel.

“Pienso que no se trata tanto en acelerar y corres, es más sobre desacelerar cuando tiene que detenerse; no es el momento todavía”, concluyó.