Webeando Fútbol: A la espera de Ferreira

David Ferreira de FC Dallas

Photo Credit: 
Getty Images

La rehabilitación de David Ferreira no sólo pasa por lo físico, sino también por el aspecto anímico.

Es por esta razón se espera que el volante colombiano del FC Dallas dé un paso gigantesco en su recuperación este miércoles, cuando visite un médico especializado en lesiones de tobillo y reciba el visto bueno para regresar a las canchas.

“Ojalá le ayude”, dijo el técnico de Ferreira, Schellas Hyndman, quien reveló además que el MVP de la temporada 2010 aún no ha vuelto a disputar un partido competitivo desde que sufrió la fractura de su tobillo derecho en abril del año pasado.

“Uno de los grandes problemas es su propia cabeza; le preocupa su estado físico, o la posibilidad de lesionarse nuevamente”.

Mientras Ferreira prepara su retorno al fútbol, el también colombiano José Adolfo Valencia recién comienza lo que será un largo proceso de recuperación tras operarse la rodilla.

En entrevista con Goal.com, el “Trencito” reconoció que la inesperada lesión que aplazó su debut en la MLS con los Portland Timbers fue un golpe durísimo.

“No lo voy a negar: lloré. Hubo momentos en los que se me salieron las lágrimas. Tuve días duros antes de la operación, y otros incluso después”, dijo Valencia.

Wilman Conde, por su parte, está aprovechando la estadía de NY Red Bulls en México para reclamar sueldos impagos a su ex club, el Atlas.

“Hablaré con ellos para intentar arreglar mi situación y llevarme por lo menos una parte de lo que me deben y ya veremos si le ponemos un plazo a lo demás", dijo el zaguero cafetero.

De un experimentado defensor a otro, el italiano Matteo Ferrari está a prueba con el Montreal Impact.

Siguiendo con los futbolistas europeos, crecen los rumores sobre la llegada del inglés David Bentley a la MLS. El probable destino del volante sería Vancouver Whitecaps, que ya tendría un acuerdo con el escocés Barry Robson.

Aunque supuestamente había un acuerdo entre Colorado Rapids y Martín Rivero, las cosas están en “stand by” ahora por culpa de Rosario Central, club dueño del pase del volante argentino que buscaría mantener al jugador en sus filas.