Palabra de Balado: EE.UU. empieza a tomar forma

Palabra de Balado: EE.UU. y Jurgen Klinsmann

Photo Credit: 
Getty Images

La selección de fútbol de los Estados Unidos disfrutó de una semana con resultados positivos al sumar dos triunfos por 1-0 en los partidos amistosos internacionales que disputó frente a Venezuela y Panamá.

El entrenador Jurgen Klinsmann utilizó estos dos encuentros de preparación hacia las eliminatorias mundialistas para probar a muchos jugadores jóvenes y otros que no habían contado con oportunidades en el equipo nacional.

El primero de los partidos contra la 'Vinotinto" fue el de mejor rendimiento de los dos que jugó. Tomó control de la pelota, manejó siempre los tiempos del compromiso, se hizo muy fuerte en defensa y demostró una hegemonía en el juego aéreo durante los 90 minutos.

El planteo inicial de Klinsmann contra Venezuela fue un 4-2-3-1 en el que se destacaron AJ DeLaGarza y Geoff Cameron en el sector defensivo, Jermaine Jones en la media cancha y Chris Wondolowski con Brek Shea en la zona de ataque.

Estados Unidos transformó al portero rival Leonardo Morales en la gran figura del partido hasta que finalmente pudo quebrar su resistencia cuando se moría el encuentro con una cabezazo de Ricardo Clark (volvió a jugar en la selección por primera vez desde Sudáfrica).

El segundo amistoso frente a Panamá culminó con el mismo resultado pero el desarrollo del mismo fue muy diferente al primero. El parado táctico de "Klinsi" fue distinto al ubicar en cancha un 4-4-2 desde el primer minuto.

Estados Unidos se encontró con el gol de Graham Zusi (el primero en su carrera con la camiseta nacional) muy temprano en su primera aproximación al arco rival. Luego se dedicó a cuidarse y buscar de contragolpe.

En la primera etapa requirió de alguna atajada importante de Rimando y en el segundo tiempo, especialmente en los 10 minutos finales, Blas Pérez tuvo 3 ocasiones para anotar el gol del empate que merecía.

El equipo de Klinsmann jugó casi toda la segunda mitad con un futbolista menos por la expulsión de Geoff Cameron al cometer una falta como último hombre en una jugada que volvió a desnudar un problema que tuvo la defensa durante toda la noche: el pelotazo frontal sobre la cabeza de los marcadores centrales.

De los dos encuentros quedó como conclusión que Brek Shea es número puesto para el entrenador (el único que jugó los 9 partidos con Klinsmann) y que Jermaine Jones (fue el capitán en ambos encuentros) se ganó toda la confianza del técnico por su entrega y liderazgo.

Los próximos dos amistosos antes del inicio del camino rumbo al Mundial 2014 serán muy exigentes: el 29 de Febrero contra Italia en Génova y el 30 de Mayo frente a Brasil en casa.

Serán los últimos exámenes para Klinsmann y sus jugadores antes del debut en eliminatorias el 8 de Junio, como local, contra la muy débil selección de Antigua y Barbuda.