Bombas del Gringo Simon: Rival del Partido de las Estrellas tiene que venir de México

El consenso alrededor de los Estados Unidos es que el formato del Partido de las Estrellas de la MLS es el mejor en el mundo de los deportes de Estados Unidos.

De acuerdo, pero, ¿qué tal si le hacemos un pequeño cambio a ese formato para ponerlo aún más interesante?

Después del anuncio de este martes que Filadelfia será la ciudad anfitriona del evento, la especulación sobre quien será el oponente del Equipo de las Estrellas de la MLS se tornó naturalmente hacia los clubes europeos de renombre que aún no han participado, que son muchos: Manchester City, Arsenal, AC Milan, Inter Milan, Juventus y muchos más.

Los rumoren inmediatamente van a reposar en aquellos equipos que ya están haciendo planes de gira en Estados Unidos para el verano como Liverpool o AS Roma.

Sin embargo, existe un rival que ofrecería un encuentro mucho más intrigante que lo daría un juego ante un súper club: Las Estrellas de la MLS vs. Las Estrellas de la Primera División de México.

No solamente sería un partido nivelado, ya que ambas escuadras tendrían que aclimatarse a un estilo en pocos días, sino también sería un partido que alimentaria la eterna rivalidad entre México y Estados Unidos, la cual nunca deja de ser vibrante ente los aficionados.

Los mexicanos ya han empezado a usar un formato de Partido de las Estrellas en años recientes, incluyendo algunos partidos jugados en terreno estadounidense. En mayo 2003, los mexicanos se enfrentaron a los extranjeros que militan en su liga… ¿Por qué no combinar los dos eventos?

Mientras que la liga mexicana y la MLS pueden repartirse los intereses publicitarios y televisivos sin problema, el obstáculo sería el calendario. El Partido de las Estrellas de la MLS se juega típicamente a finales de julio, momento donde abre el torneo Apertura en México. No es fácil encontrar un acuerdo, pero no es imposible.

Seguramente Oribe Peralta, Christian Benítez, Carlos Salcido, José Francisco Torres y Marco Fabián no atraerían a la misma afición que Wayne Rooney, Ryan Giggs y Javier “Chicharito” Hernández  atrajeron en los últimos dos años, pero lo que si es cierto es que este All-Star estaría enfocado en una rivalidad real.

Es lo mar cercano a lo que una rivalidad de EE.UU. vs. México podría llegar en un Partido de las Estrellas y hay que reconocer que es una rivalidad insuperable.