Rafael García, una mezcla balanceada de estilos

FORT LAUDERDALE, Fla. – Mucho se habla de las diferencias los estilos de fútbol que juegan la MLS y las ligas latinoamericanas. Mientras que la MLS es conocida por su estilo rápido, físico y organizado, los clubes que juegan desde México hasta Argentina pregonan el fútbol de toque, de tranquilidad y de inteligencia con el balón en los pies.

En el caso del mediocampista Rafael García, esas diferencias no representan un problema. El joven californiano de padres mexicanos es fiel a sus raíces, pero al haberse formado como jugador universitario, sabe que su estilo se apega más a la MLS, por lo que tiene la confianza de ser seleccionado en el SuperDraft 2012.

“Yo pienso que tengo los dos estilos”, le dijo García a FutbolMLS.com tras culminar su segundo partido de la Prueba Anual de la MLS. “Se dice que los jugadores latinos tenemos un poco de más técnica que los estadounidenses, pero he querido adoptar los dos estilos en mi juego, me gusta trabajar fuerte y me gusta el juego físico, me gusta mucho el contacto, pero también me gusta repartir el balón y moverme”.

“Mis padres son mexicanos y yo nací en California entonces me considero los dos, mexicano y estadounidense”, explicó.

Un producto de la Universidad de California-Northridge, García no es ningún desconocido al nivel de la MLS, habiendo jugado en su carrera juvenil con elementos que actualmente militan en la liga.

“He jugado con varios jugadores que están en la MLS, en el Galaxy y San Jose, Héctor Jiménez, Davis Paul, Rafael Baca… me tocó jugar con varios de ellos que ya han pasado por esto”, dijo García, quien naturalmente buscó a estos jugadores para tomar sus consejos.

“Ellos pasaron por aquí y me aconsejaron y me dijeron que más que nada que disfrutara el momento y jugara como sabia”, reveló García, quien ya ha jugado dos partidos de la Prueba Anual, una experiencia que ha considerado dura.

“Me sentí bien, un poco cansado, es difícil jugar estos partidos y no tener tanto tiempo para recomponerse, pero hicimos los que pudimos”, dijo.

Con su último partido por jugarse el martes, el volante considera que tiene lo necesario para merecer un contrato, ya que se formó en una universidad que considera lo dejó listo para ese nivel.

“[En Northridge] me prepararon para el estilo que es la MLS, yo sigo trabajando con humildad y tal vez poder alcanzar el siguiente nivel”, concluyó.