Despertó el ataque naranja

HOUSTON -- No era ningún secreto en el vestidor del Dynamo que la
ofensiva necesitaba contribuir más. Por eso, Danny Cruz, Brad Davis, Cam Weaver
y Will Bruin salieron a romperse el alma en la cancha el domingo frente a
Vancouver.


“Nuestra defensa ha estado jugando muy bien y nosotros como delanteros
necesitábamos comenzar a contribuir más. 
Afortunadamente hoy las cosas se nos dieron, y conseguimos un gran
resultado aquí en casa”, dijo Bruin, el autor de tercer gol del triunfo 3-1 de
Houston ante los Whitecaps en el Estadio Robertson.


 Para el novato, que fue elegido en el pasado SuperDraft de la MLS, fue
un gol que nunca va a olvidar, ya que fue el primero de su carrera porfesional.


“Estoy muy feliz y sentí un gran alivio cuando la pelota entró en la
portería”, dijo Bruin, quien recibió muchas felicitaciones de sus compañeros, incluyendo Danny Cruz.


“Me da mucha alegría por él. Todos los días veo lo duro que trabaja para
estar en la cancha y en verdad que se lo merece”, comentó Cruz.


Pero Cruz también puede sacar pecho, ya que fue decisivo en la primera
victoria del campeonato de Houston, al asistir a Bobby Boswell en el segundo
gol de la tarde. Además, fue un constante peligro para la defensa
visitante, que batalló para frenar al veloz número cinco del
Dynamo. 

Cruz tuvo tres oportunidades de gol, recuperó mucho en el medio campo y
corrió de principio a fin. Aun así, no quedó totalmente conforme con su actuación.

“Dije a mitad de semana que me está faltando ser más contundente en
el último toque, y hoy volví a fallar en ese aspecto. Pero no dejaré de trabajar
para mejorarlo”, admitió Cruz.


La lucha por los lugares en la delantera del Dynamo se está poniendo muy
interesante, porque Weaver sigue haciendo goles, incluyendo la apertura de la
cuenta frente a Vancouver. Al mismo tiempo, Bruin ya está haciéndose presente en el
marcador, lo que pone presión sobre el atacante Brian Ching, quien se está
recuperando de una lesión en las costillas.


Mientras, en el camarín visitante el tema principal fueron las altas
temperaturas que se vivieron en el Estadio Robertson.

“No es una excusa pero el clima nos afectó mucho. Hubo varios de
nuestros jugadores que se toparon contra la pared, especialmente ya en el
segundo tiempo”, dijo Michael Boxall, defensor de Vancover.


Hasta el brasileño Camilo, autor del solitario gol visitante, se quejó
del tiempo.

“El calor estuvo terrible, no estamos acostumbrados a este tipo de clima
y lo resintimos”, dijo Camilo.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).