Las Once del ´11: ¿Y qué pasó con Omar Bravo?

Las Once del 2011: Omar Bravo

Photo Credit: 
Getty Images

El grupo editorial de FutbolMLS.com hizo un repaso de las historias más llamativas que trajo consigo la temporada 2011 de la MLS. En ‘Las Once del 2011’, ofrecemos los sucesos, noticias y controversias que marcaron la decimosexta campaña de la liga. En la casilla número 3 dse encuentra Omar Bravo, quien no se perdió la Liguilla con Sporting Kansas City y fue cedido a Cruz Azul semanas mas tarde.

Su gran liderazgo e importancia en el once titular de Sporting Kansas City a lo largo de la temporada regular, hacían presagiar que Omar Bravo sería una de las estrellas que brillarían en los Playoffs para el cuadro azul.  Pues, sus nueves goles y dos asistencias en 27 partidos jugados, 26 de ellos como titular, hablaban de un Bravo plenamente afianzado al esquema del estratega Peter Vermes, y cuya experiencia sumaria para que el Sporting llegara lejos en la postemporada.

No obstante, una fatiga muscular (lesión de los músculos abductores) para las llaves de semifinales ante Colorado Rapids cambiaron totalmente el libreto, que para muchos, incidió sobremanera en el futuro del Jugador Franquicia en KC.

Para el partido de ida en Denver, jugado el 30 de octubre, el delantero fue participe del triunfo 2-0 que el cuadro azul consiguió en cancha del entonces campeón de la MLS, los Rapids. En su reemplazo estuvo el juvenil C.J. Sapong, quien creo una sólida dupla con el atacante Teal Bunbury, quien fue el autor de los dos tantos esa noche.

Ya en el partido de vuelta en Kansas City jugado el 2 de noviembre, el atacante había anticipado que se sentía muy bien, que estaba recuperado, sin embargo, no apareció ni siquiera en la lista de los 18 elegidos para el partido. Aurelien Collin y Sapong fueron los encargados del 2-0 con el que KC llegaba a la final del Oeste, tras imponerse 4-0 en el global sobre Colorado.

Previo a la final de la Conferencia del Este ante Houston Dynamo, Omar Bravo decía sentirse en un “100%”, totalmente listo para jugar dicha final y que aspiraba participar de ella.

No obstante, Bravo apareció en la banca de suplentes, ya que Vermes decidió continuar con la misma alineación que había jugado los dos previos partidos, y no vio acción hasta el minuto 85 de dicho partido cuando  Houston Dynamo ya ganaba 2-0 y el título del Este se escapara de las manos.

La molestia de Omar Bravo fue evidente durante todo el partido, así como también después del mismo, ya que abandono el estadio inmediatamente después del encuentro sin tener ningún contacto con los medios.

Dias posteriores, Bravo hizo público su sentimiento en una entrevista al programa Contacto Deportivo de la cadena Telefutura.

“Siempre he sido alguien frontal en ese aspecto, pero de que estaba para jugar y estaba al 100%...,  lo estaba, no tengo ninguna duda.  Empecé a sentirme un poco frustrado (durante el partid), empezó a pasar el tiempo  y aunque soy uno más, me sentí con la capacidad de aportar al equipo, pero cinco minutos no eran suficientes”, dijo Bravo.

“Yo estoy súper contento aquí, pero tengo que pensar en la parte profesional, en la mía, y obviamente situaciones como las de ayer [no jugar en la final] me dan muchas cosas que pensar.

“[Voy] a platicar con Peter [Vermes], con Rob y con toda la gente de Kansas City.

“Es una charla que tengo pendiente, no de pedir una explicación de porqué no juegas y eso, nunca he sido un jugador así, sino porque se dijeron unas cosas un día y después otras diferentes.  Un día las cosas son claras, y otro día son muy diferentes de lo que te dicen a ti dentro del vestidor”, sentenció el delantero.

Poco tiempo después Bravo viajó de retorno a México, de donde se suponía debía retornar a reportarse al club normalmente después de las vacaciones, pues su contrato estaba vigente hasta el 2012.  Incluso, el jugador no se había preocupado por el hecho de que Sporting KC lo dejó en la lista de jugadores desprotegidos para el Draft de Expansión, pues sabía las razones de su equipo, no obstante empezaba a levantarse el rumor de que no volvería a la MLS.

Y efectivamente, semanas después, Sporting KC anunciaba que había llegado a un acuerdo con el club de Primera División Cruz Azul, para que el mochiteco juegue la temporada 2012 en la Maquina Cementera.

Un movimiento que sorprendió a muchos, y a otros no tanto, pero que si dejaba en el aire que existía una mala relación entre él y su DT, y que dicha situación había sido la causal de su salida.

Pero fueron el mismo Bravo y DT Vermes quienes salieron al paso a desmentir dichos rumores.

“Uno lo tiene que ver en el contexto de negocios”, dijo Vermes al podcast de MLSsoccer.com ExtraTime Radio. “Terminó siendo beneficioso para él y para nosotros; entiendo por qué la decisión fue tomada desde el punto de vista de negocios”.

 “No, para nada”, dijo Bravo sobre su supuesta mala relación con Vermes.  “Tuve un acercamiento [de Cruz Azul], lo hablé con mi equipo [Sporting Kansas City], con mi entrenador  [Peter Vermes], con la Liga  y ponderé lo que es una institución como Cruz Azul.

“Gracias a Dios [en Kansas City] me abrieron las puertas con toda la seriedad y aquí también, [así que estoy] agradecido con toda la confianza que me dan”.

Si bien ambas partes han tratado de dejar en claro las razones dela salida de Bravo del Sporting KC, aún quedan muchas interrogantes en el aire que ayudarían a descifrar el porqué del corto paso del mexicano por la MLS.  Pero lo único certero es que ya nada vincula a Omar Bravo y a la MLS, pues su contrato con Cruz Azul fue por tres temporadas.