Las Once del ‘11: RSL pierde la Concachampions

Nunca un equipo de la MLS estuvo más cerca de ganar el título de la Liga de Campeones de la Concacaf. El Real Salt Lake lo tuvo todo a favor. Sólo necesitaba no perder en su estadio Río Tinto, que se había convertido en un fortín donde nadie había podido ganar en dos años.
Pero un solitario gol del chileno “Chupete” Suazo de Monterrey acabó con las ilusiones no sólo del conjunto de Utah sino de toda la Liga de la MLS que puso en los monarcas todas sus esperanzas.

Antecedentes

RSL llegaba al último partido tras un gran empate 2-2 en el  Estadio Tecnológico de Monterrey. A falta de un minuto para el tiempo reglamentario Javier Morales hizo un golazo en una gran jugada personal tras recibir de Arturo Álvarez, recortando en medio de tres defensores, para buscar después superar al arquero con un excelente tiro cruzado, que probablemente hubiera sido uno de los tantos más importantes de la historia de la MLS, si hubiera tenido otro final.

Ese gol pudo ser vital para que el Real que se las presumía felices en su inexpugnable estadio, donde no perdía en 34 partidos y casi dos años en todas las competiciones. “El resultado es enorme”, dijo Jason Kreis, técnico del RSL, tras el empate 2-2 en México, el pasado 20 de abril. "Ahora hay tres resultados que nos van a llevar a Japón (al Mundial de Clubes). Cero a cero, uno a uno, o cualquier clase de victoria".

A los monarcas les bastaba con no perder o empatar a cero, o a uno, para proclamarse Campeón y alcanzar el objetivo que nunca ningún otro equipo de Estados Unidos y Canadá había logrado. “Sí ganamos, conseguiremos el mayor éxito que la MLS ha tenido en su historia”, dijo Dave Checkett, el fundador del RSL.

La gran decepción y el adiós a la gloria

Una semana después, impresionante el ambiente en el estadio Río Tinto. El río se convirtió en marea roja como no se había visto nunca en los siete años de historia del representativo de Utah. Tal es así, que los varios cientos de aficionados del Monterrey quedaron diluidos por la colorida fanaticada local.

Se sentía gran confianza en que sacar el reto adelante. Por qué no, si todo estaba a favor. Pero, como reconoció el propio técnico visitante de los Rayados, Víctor Manuel Vucetich, “la suerte esta noche estuvo de nuestro lado”

Si bien, con objetividad, hay que decir que los méritos estuvieron muy repartidos, y cualquiera de los dos equipos mereció ser campeón en ese partido. Solo la acción individual del chileno “Chupete” Suazo, en la única oportunidad clara que tuvo Monterrey, finalizando el primer tiempo, decantó la eliminatoria.

Los locales jugaron algo mejor, arriesgaron más, pero no aprovecharon las suyas, sobre todo al inicio y final del encuentro. Y, quizás, en el global de los dos partidos, los monarcas de Utah hicieron más méritos, pero eso ya es historia. El dominio fue Real, la definición Regia.

Todos los jugadores coincidían en declarar que estas ocasiones de hacer historia no suelen volver. “Uno siente mucho dolor porque sabe que estas oportunidades de hacer algo grande llegan una vez en la vida. La verdad es que no supimos cómo”, dijo Jamison Olave.

“El partido lo empezamos jugando al ritmo que nos marcó el público, que estuvo impresionante. Pero no supimos definir, y ellos en una sola jugada acertada, definieron el partido. Me voy tranquilo en lo personal, por haber hecho todo lo que pude, pero muy dolido por el equipo, porque no pudimos aprovechar el gran resultado conseguido en México”, reseñó el central cafetero.

Tras la pérdida de la final, el Real Salt Lake quedó noqueado durante muchas semanas en la liga regular. Diez días después, Morales sufrió una gravísima entrada por parte de su compatriota Mondaini que le lesionó el tobillo. Un hecho trágico que acabó con otra tristeza y decepción, pero eso ya es otra historia.

Afortunadamente, el Real Salt Lake pudo clasificar este año para participar de nuevo en la Liga de Campeones de la MLS 2012-13, y espera dar la revancha de nuevo.

 

 


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).