Las Once del '11: Las lesiones de Ferreira y Morales

Las Once del 2011: Javier Morales

Photo Credit: 
Getty Images

Con el año cerca de culminar, el grupo editorial de FutbolMLS.com hizo un repaso de las historias más llamativas que trajo consigo la temporada 2011 de la MLS. En ‘Las Once del 2011’, ofrecemos los sucesos, noticias y controversias que marcaron la decimosexta campaña de la liga. En la casilla número 6 se encuentran las graves lesiones sufridas por los volantes David Ferreira (FC Dallas) y Javier Morales (Real Salt Lake).

¿Cómo reemplazas a David Ferreira?

Schellas Hyndman, técnico de FC Dallas, se hizo esta misma pregunta tras la derrota 0-2 en casa a manos de NY Red Bulls que selló la eliminación del cuadro texano de la Liguilla 2011. 

No era para menos. 

Dallas había dominado a su rival a lo largo de los 90 minutos, sin poder reflejar esa supremacía en el marcador. De poco sirvió controlar la posesión de la pelota sin tener a nadie que la distribuyera, que manejara los hilos del ataque y que elijiera bien el último pase – el del gol. Es decir, sin Ferreira, los texanos no tuvieron esa chispa para matar un partido a su alcance. 

Esta historia se repitió una y otra vez para FCD a partir del pasado 23 de abril, fecha en que Ferreira se destrozó el tobillo en un partido frente a los Whitecaps. En aquel fatídico día en Vancouver, una entrada a destiempo del defensor Jonathan Leathers no sólo acabó con la temporada del volante colombiano, sino con las aspiraciones de un FC Dallas que acusó demasiado de la ausencia de su mejor jugador, el mismo que el año anterior lo llevó a la Copa MLS y se consagró como el MVP de la liga. 

Aunque los texanos se las arreglaron para avanzar a los playoffs sin Ferreira, lo hicieron como el equipo clasificado con el peor registro de goles (42) y con una pobre marca de tres triunfos y siete derrotas en sus últimos diez partidos de liga. Y ni hablar del 0-3 en casa que le asestó el humilde Toronto FC en la Liga de Campeones CONCACAF, resultado que lo dejó fuera del prestigioso torneo internacional. 

“¿Cómo lo reemplazas [a Ferreira]? Lo que no conocen es su gran capacidad de liderazgo, y su habilidad para cambiar un partido por si solo”, dijo Hyndman. 

Sin embargo, Hyndman no fue el único técnico de la MLS que en el 2011 que echó de menos a su gran figura. 

En Salt Lake, la dependencia de Jason Kreis y RSL por Javier Morales quedó al descubierto cuando el mediocampista argentino sufrió una lesión que lo marginó de las canchas durante casi seis meses. 

Si la derrota del 27 de abril ante Monterrey, por la Gran Final de la Concachampions 2010/11, significó un duro golpe anímico para el conjunto monarca, la lesión de Morales, sólo diez días después, fue un nocaut. 

Al igual que Ferreira, Javi se fracturó el tobillo producto de una entrada excesiva y desmedida. Llegó cortesía de su compatriota Marco Mondaini, de Chivas USA, y prácticamente echó a perder una temporada que hasta ese momento prometía para mucho. 

Además de rozar su primer título internacional, el Real, siempre de la mano de Morales, arrancó la campaña emelesera 2011 con cuatro victorias consecutivas – incluyendo una goleada 4-1 ante el eventual campeón LA Galaxy. 

Sin Morales, RSL pasó de ser un equipo temible a un equipo accesible, y sumó una marca de 10 triunfos, seis empates y siete derrotas. Además, cuatro de esos triunfos se consiguieron ante rivales que no clasificaron a la Liguilla. 

Durante todo este período, Kreis intentó sin éxito encontrar un esquema que supliera la ausencia del argentino. El DT además probó con Collen Warner y Arturo Álvarez como volantes de creación, pero ninguno estuvo a la altura del desafío. Luis Gil sí mostró promesa, pero a sus 17 años, todavía no estaba en condiciones para manejar el ataque monarca. 

Lo bueno para Salt Lake es que Morales regresó en la recta final de la temporada. Lo malo es que volvió sin ritmo futbolístico y no pudo gravitar como suele hacer, por lo que el club llegó a los playoffs arrastrando una racha negativa de seis partidos consecutivos sin ganar. 

Aunque Javi mostró pinceladas de su mejor versión en la primera ronda de la Liguilla frente a Seattle, todavía no estaba al nivel para echarse el equipo al hombro en la Final de la Conferencia Oeste, donde el Real cayó con justicia ante el Galaxy. 

Tal vez las cosas hubieran sido distintas para RSL con Morales en óptimas condiciones, o para FC Dallas si nunca se hubiera lesionado Ferreira. Tal vez no. Pero lo cierto es que ambos equipos fueron irreconocibles en el 2011 sin sus mejores jugadores.