Balance ’11: Lo bueno y lo malo de L.A. Galaxy

Balance 2011: LA Galaxy

Photo Credit: 
Getty Images

Perfección.

Así es como se describiría en una palabra al plantel del L.A. Galaxy en el 2011. Y es que cuando un equipo termina su campaña siendo considerado como uno de los mejores de la historia de su liga, no hay otra forma de puntualizar su temporada.

No solamente se trata de perfección por levantar la Copa MLS, sino también por ganar el Supporters’ Shield y hacer un excelente papel internacionalmente en la Liga de Campeones CONCACAF. 67 puntos conseguidos con 19 triunfos es la marca de un verdadero campeón.

Eso no quiere decir que el cuadro angelino no haya pasado por momentos difíciles. Las varias lesiones, los llamados internacionales y, en ocasiones, la falta de definición frente al arco fueron algunas de las cosas que agobiaron – levemente – la magistral temporada de un equipo que pasó a la historia con un título bien ganado.

LO BUENO

Todo. El director técnico Bruce Arena supo aprender de los errores cometidos en los últimos dos años. En 2009, cuando llegaron a la Copa MLS y cayeron ante Real Salt Lake, y en 2010, cuando ganaron el Supporters’ Shield, pero quedaron lejos de la final. Este año el estratega armó un equipo invencible alrededor de sus estrellas Landon Donovan y David Beckham, quienes demostraron su clase y talento a lo largo de la temporada, brindándole el título de la Copa MLS al Galaxy con una victoria de 1-0 ante el Houston Dynamo.

Sin embargo, el crédito también se le da a Arena por el hecho de no depender solamente de sus estrellas para ganar los partidos. Jugadores como Juninho, Mike Magee y Omar González fueron fundamentales, especialmente cuando se le presentaba al equipo un reto de profundidad en sus líneas. Los muchos llamados internacionales y las lesiones amenazaron con descarrilar la temporada angelina. No obstante, el cuadro galáctico supo sobrellevar su ocupada campaña para prevalecer en todas sus competencias.

La llegada de Robbie Keane en la segunda parte de la temporada le dio una necesaria chispa ofensiva al Galaxy, y hasta se podría decir que ese movimiento fue lo que permitió que el equipo rematara su temporada de tan excelente manera.

Además de su excelente forma en la liga, y su aceptable juego en la Concachampions, a donde clasificaron a los Cuartos de Final, el Galaxy supo convertir su casa, el Home Depot Center, en un santuario imbatible. Los de Beckham y Donovan nunca cayeron en su recinto y cerraron su temporada allí mismo levantando la Copa MLS.

LO MALO

Se tiene que ser muy meticuloso para encontrar errores en una escuadra que lo ganó todo. Sin embargo, los hay.

La falta de decisión del equipo es algo que nunca le permitió al Galaxy ser arrollador. Arena tuvo dificultades encontrando goles con el colombiano Juan Pablo Ángel, con Chad Barrett y con Miguel Lopez. No fue hasta la llegada de Keane y el despunte de Magee que el equipo se estabilizó un poco más en ese sentido. De todos modos, los galácticos se dieron a conocer como el equipo “1-0”, ya que rara vez golearon a sus oponentes. Aun así, eso poco importa cuando al final se levanta el trofeo.

LOS FICHAJES

Luego de perder al máximo goleador del equipo en la campaña 2010, Edson Buddle, el DT Arena se dispuso a encontrar a una persona que supiera remplazar los goles del estadounidense. Así fue como al principio de temporada llegó Ángel en un famoso traspaso en el Draft de la MLS 2010. El movimiento no pago dividendos ya que el delantero cafetero nunca se supo adaptar al estilo de juego del Galaxy, por lo que fue transferido prematuramente a Chivas USA, donde retomó sus dotes de goleador.

Sin embargo, el Galaxy no extrañó al colombiano gracias a la llegada del capitán de la selección de Irlanda, Robbie Keane, quien instantáneamente se acomodó al equipo y supo responder a su flamante fichaje en 2011 con goles y asistencias. Fue el quien precisamente le puso el pase-gol a Donovan para el gol del título en la Copa MLS ante Houston.

Además de los flamantes fichajes de Jugadores Franquicia, el Galaxy se hizo a los servicios de los jóvenes suramericanos Miguel Lopez y Paolo Cardozo, quienes supieron aprovechar los minutos que se les dieron en la cancha a pesar de no lograr un espacio titular.

DE CARA AL 2012

La pregunta del millón del L.A. Galaxy durante el receso de temporada tiene nombre propio: ¿David Beckham?

El ídolo inglés cierra su último año de contrato y el mundo está a la espera de su decisión de quedarse o partir de vuelta a Europa, donde se da como un hecho su llegada al Paris St. Germain de Francia.

El Galaxy no se ha quedado esperando a la resolución y ya se hablan de nombres para remplazar al mediocampista británico. Cada día sale al aire un nuevo rumor y nombres como Ronaldinho, Michael Ballack, Frank Lampard y Didier Drogba son algunos de aquellos que han sido conectados con el club campeón de la MLS.

Para 2012, con Beckham o sin Beckham, el Galaxy tiene la tarea de retener su núcleo de titulares, pero con la partida de Juninho y los rumores de la salida de Beckham y Gonzalez eso podría ser difícil. Arena tendrá que retener por lo menos a uno de esos jugadores para mantener la esencia del equipo.

El cuadro galáctico ya dado una respuesta a la salida de Juninho con el fichaje de su compatriota Marcelo Sanvas, quien proviene del Alajuelense de Costa Rica. En la delantera, Robbie Keane será fundamental, pero a la vez Arena debe estar pensando en cómo resolver el interrogante de la pareja ofensiva del irlandés. Chad Barrett y Adam Cristman hicieron un buen trabajo en 2011, pero no estaría de más traer más opciones en esa posición, especialmente si una de esas opciones tiene apellido Drogba.