Bravo asegura haber salido de Sporting Kansas City en buenos términos

CIUDAD DE MEXICO - Por fin, después de una semana, el delantero Omar Bravo fue presentado oficialmente como nuevo refuerzo del Cruz Azul y en su primera conferencia de prensa negó que su salida de Sporting Kansas City haya sido en malos términos.  El mochiteco confesó que si optó venir a jugar con La Máquina Cementera, fue por lo atractivo que le resultó jugar en este club y poder participar en la Copa Libertadores, torneo en el cual él fue subcampeón en 2010 cuando jugaba con Chivas.

Luego de su primer día de prácticas con sus nuevos compañeros, y tras haber aprobado los exámenes médicos de rigor, Bravo negó también que el no haber jugado más minutos en la Final de Conferencia del Este, ante Houston Dynamo en la cual el Sporting fue eliminado de los Playoffs, fuera una causal de su salida.

“No, para nada”, expreso Omar Bravo este lunes.  “Tuve un acercamiento [de Cruz Azul], lo hablé con mi equipo [Sporting Kansas City], con mi entrenador  [Peter Vermes], con la Liga  y ponderé lo que es una institución como Cruz Azul.

“Gracias a Dios [en Kansas City] me abrieron las puertas con toda la seriedad y aquí también, [así que estoy] agradecido con toda la confianza que me dan”, agregó.

Así mismo, Bravo expresó que la revancha en la Copa Libertadores fue algo que influyó en su decisión: “Eso es un gran reto, lo tomo con mucha hambre e ilusión también, con optimismo de ganarme a la afición de Cruz Azul lo más rápido posible”.

Luego de que Kansas City fue eliminado en la MLS, el mismo Bravo externó su disgusto por no haber sido considerado por Vernes para jugar más tiempo ante Houston, sin embargo, en días posteriores, declaró que regresaría con Kansas pues ahí se sentía bien, descartando una posible salida. Semanas después, todo cambió y el KC anunció que su partida obedecía a una cuestión de negocios que beneficiaba a todas las partes.

El trato de Bravo con el Cruz Azul será por tres años, por lo cual el mismo jugador se encargó de aclarar que “no tiene nada” que lo ligue ya a la MLS, descartando  sutilmente cualquier posibilidad de regresar.

El delantero también se dio tiempo para defender el nivel de la liga estadounidense, y criticó a quienes desde México la ven de una manera despectiva.

“Comprendo que a la liga de Estados Unidos se le ve de una manera despectiva, con cierta ignorancia de algunos públicos, yo te puedo decir que ha crecido bastante”, dijo Bravo.

“Allá me sentí muy bien, y los entrenamiento que tenga en la pretemporada serán buen parámetro para saber cómo estoy con respecto a la liga de Estados Unidos, y a darle nada más”.

Sobre el hecho de que su fichaje no ha sido bien visto por algún sector de la afición azul, Bravo sólo se comprometió a trabajar todos los días para cambiar esas opiniones contrarias, pues “ese es mi trabajo, escuchar las críticas, unas tienen fundamento, otras no, también sé quién soy y a quién saber escuchar”, agregó.