Balance 2011: Lo bueno y lo malo de Colorado Rapids

Balance 2011: Colorado Rapids

Photo Credit: 
Getty Images

Es difícil hablar de fracaso cuando un equipo se clasifica a los playoffs y participa en la Liga de Campeones CONCACAF. Pero a pesar de estos logros, la temporada 2011 de Colorado Rapids – ganador de la Copa MLS en 2010 - debe ser considerada un fracaso por la forma en que jugó un equipo que no estuvo a la altura de su condición de campeón defensor de la liga.

Más encima, la salida abrupta y polémica del técnico Gary Smith, junto al dirigente vinotino Jeff Plush, poco después de que terminara el campeonato dejó en evidencia que los problemas de Colorado iban más allá de lo futbolístico.

LO BUENO

Luego de varios años jugando en la sombra de compañeros de más alto perfil, el mediocampista Jeff Larentowicz se alzó como la gran figura de la Rapids en el 2011. El veterano volante de contención comandó la medular de Colorado con una categoría superior incluso al capitán y referente del equipo, Pablo Mastroeni. Las excelentes actuaciones de Larentowicz en la MLS también le abrieron las puertas a la Selección de Estados Unidos dirigida por Jurgen Klinsmann.

LO MALO

Las ausencias de jugadores claves a lo largo de la temporada pesaron mucho en unos Rapids que no contaron con una plantilla lo suficientemente fuerte para pelear los primeros lugares de la tabla.

Primero fue el experimentado Brian Mullan, quien recibió una suspensión de diez partidos por destrozar la pierna de Steve Zakuani en una entrada escalofriante y criminal contra el atacante de los Sounders en abril. Irónicamente, en el partido de vuelta en Seattle dos meses después, los Rapids vivieron la otra cara de la moneda cuando perdieron por el resto de la temporada a su goleador Conor Casey, quien se rompió el tendón de Aquiles en una jugada fortuita.

Las lesiones también dejaron a Colorado sin el capitán Mastroeni durante la Liguilla, donde el elenco vinotinto apenas fue rival para un Sporting Kansas City que se impuso por un global de 4-0 en las semifinales de conferencia.

Pero las lesiones sólo cuentan parte de la historia. Una vez concluida la temporada, se supo que la relación entre Smith y el director ejecutivo Jeff Plush era prácticamente insostenible. Mientras el técnico criticó duramente a la dirigencia vinotinto, específicamente al director deportivo Paul Bravo y a Plush, por no gastar más en refuerzos y “faltarle el respeto” a la hora de gestionar su salida del club, este último reconoció sus “diferencias filosóficas” con Smith, además de sacarle en cara al técnico inglés su cuestionada decisión de no viajar con el equipo a El Salvador para un duelo válido por la Concachampions.

Al final, Colorado optó por lo sano y cortó a Smith y a Plush del equipo para hacer borrón y cuenta nueva el año que viene.

LOS FICHAJES

La mejor contratación de los Rapids en el 2011 fue Syanna Nyassi, quien llegó al equipo proveniente de Seattle y le dio otra cara al ataque vinotinto. El gambiano le dio explosión y velocidad a Colorado, aunque su poca pegada le hizo perder efectividad en el último cuarto de cancha. Se esperaba que el ariete Caleb Folan cumpliría esta función, pero los seis goles del ex seleccionado irlandés no fueron la solución a los problemas ofensivos de los Rapids. El club se potenció en defensa con Tyronne Marshall, otro ex de Seattle, y Miguel Comminges, quien llegó demasiado tarde en la temporada para hacer un gran impacto.

De cara al 2012

Aunque a Colorado le hace falta reforzarse en casi todas sus líneas, por ahora lo más importante es encontrar al nuevo técnico que tomará las riendas de unos Rapids en necesidad de recuperación, tanto anímica como futbolística. Al parecer, la primera opción era el escocés Steve Nicol, pero el recientemente destituido entrenador del New England Revolution habría rechazado de plano cualquier posibilidad de hacerse cargo del club. Sea quien sea el elegido, el nuevo DT tendrá la tarea dificíl de devolverle el prestigio a un equipo que hace apenas más de un año ganó la Copa MLS.