Balance 2011: Lo bueno y lo malo de New York Red Bulls

Balance 2011: New York Red Bulls

Photo Credit: 
Getty Images

Otro año más en la liga, y otro año más sin el codiciado título de campeón.  Esa fue la historia de los New York Red Bulls, que en la temporada 2011 volvió a fallas a las grandes expectativas que se crearon antes del pitazo inicial el 19 de marzo en Red Bull Arena ante el Seattle Sounders FC.

Ni con la presencia del ariete galo Thierry Henry y el defensa azteca Rafael Márquez, la tropa del DT sueco Hans Backe pudo avanzar a la final y disputar la Copa MLS.

Fue una temporada de altas y bajas, llena de muy buenas jugadas individuales, pero también plagadas de lesiones que mermaron el ritmo del equipo.

Clasificaron a la Liguilla, sí, pero de manera sufrida. Y aunque la iniciaron con vigor con un triunfo a domicilio ante el FC Dallas, no pudieron en la siguiente ronda ante la superioridad del eventual súper campeón L.A. Galaxy.

LO BUENO

El  equipo tuvo muchos momentos de felicidad. La primera parte de la temporada fue muy prometedora. Lideraron la Conferencia del Este por mucho rato gracias a las actuaciones de Henry y la joven promesa Juan Agudelo.

Henry comenzó lento la temporada, sin goles en los primeros partidos, pero se destapó para culminar con 14 dianas en su cuenta personal en 30 intentos al arco. Mientras que Agudelo, que comenzó de titular la campaña, subió sus bonos internacionales con seis tantos que llamaron la atención de equipos del otro lado del Atlántico y le abrieron las puertas para que se entrene, primero con el alemán Stuttgart, y luego con el Liverpool de Inglaterra.

Otro delantero brilló con luz propia. El inglés Luke Rodgers, quien comenzó la temporada en la lista de lesionados, desde que debutó en la MLS le dio un impulso vertiginoso a la delantera taurina a tal punto que envió a la banca de suplentes a Agudelo.

Rodgers formó con Henry la quizás más peligrosa dupla de goleadores en toda la liga. La rapidez de Rodgers y sus constantes desplazamientos por el centro de la cancha le valieron para congraciarse con el arco rival y conseguir nueve tantos, que lo colocaron como segundo mejor goleador del club.

Otro punto positivo fue el progreso que mostró el defensa Tim Ream, quien se afianzó en la selección nacional de Estados Unidos. Fue tan bueno a la defensa, que una de sus jugadas, el balón que sacó a milímetros de la  línea de gol al Galaxy el pasado 7 de mayo en el empate 1-1 en el Home Depot Center, fue nominada a “Mejor Jugada defensiva del Año”.

Otro que descolló fue el también defensa Stephen Keel, quien terminó quedándose de titular en la saga neoyorquina.

LO MALO

Otra vez se quedaron en el camino. El equipo simplemente le faltó garra ante el Galaxy en las dos mangas de las Semifinales del Oeste. Un 1-0 en contra de local y una derrota de 2-1 de visitante fueron los resultados que terminaron con la temporada de los Red Bulls.

También hay que recalcar que las constantes lesiones de algunos titulares, como Henry y Rodgers, afectaron el rendimiento del equipo, por lo que Backe no tuvo en esta temporada un esquema de juego fijo.

Pero lo que lastimó más a Nueva York fue su inconsistencia para jugar de visitante. Simplemente fueron un fracaso en la ruta. Terminaron con marca de 2-5-10 para apenas 16 puntos.

También las prolongadas rachas sin conseguir victorias, que incluso se alargó a más de cinco semanas.

En lo individual, a la hora de hablar de Márquez trajo consigo polémicas y luego una suspensión. El internacional mexicano criticó duramente a sus compañeros, especialmente a Ream, argumentando que “no están a su nivel”.

LOS FICHAJES

Sin lugar a dudas que el director deportivo Erik Soler sacó dos “As” debajo de la manga con las contrataciones de los escandinavos, el noruergo Jan Gunnar Solli y el finlandés Teemu Tainio.

Sencillamente esos dos jugadores fueron determinantes tanto en defensa como en la ofensiva.

Solli, jugador polivalente, fue un rodillo en la saga y un mago en la ofensiva, a tal punto de liderar junto a Joel Lindpere y Dane Richards en asistencias con siete.

Por su lado, Tainio, que tuvo que ganarse el puesto en la pretemporada, sencillamente fue el mejor jugador en el centro del campo para Red Bulls, distribuyendo el balón con maestría.

Un fichaje que llegó con bombos y platillos y al final no terminó dando frutos fue el del veterano Dwayne De Rosario, quien poco después del inicio de temporada se unió al cuadro taurino proveniente del Toronto FC. Sin embargo, el volante ofensivo solo duró hasta el 27 de junio, cuando fue sorprendentemente cedido a D.C. United, donde se convirtió en la estrella instantáneamente, hasta el punto de ser nombrado como el Jugador Más Valioso de la MLS.  

De cara al 2012

El equipo tiene un buen núcleo de jugadores para competir por el título, e incluso ganarlo pero la salud volverá a jugar un papel importante en 2012.

El desarrollo de Agudelo como goleador le da otra arma letal a Backe lo ofensivo. Su estancia en Europa durante el invierno deberá ser provechosa para el equipo.

Este, junto a unos saludables Henry y Rodgers, más el constante crecimiento de Richards, le dan a Red Bulls una envidiable línea ofensiva de categoría internacional.

La defensa está asegurada con Ream, Márquez, Solli, Miller y Keel, por lo que volverá a ser parte vital de su juego.