D.C. United sigue buscando estadio

DC fans at RFK

Photo Credit: 
Getty Images

WASHINGTON, DC. — El D.C. United continúa en negociaciones para tratar de lograr un acuerdo por la utilización en 2012 de su sede habitual del estadio Robert F. Kennedy (RFK), mientras sigue gestionando la aprobación y ejecución definitiva de un proyecto que le permita construir su propio recinto en Washington, DC, o alguna ciudad vecina.

El equipo capitalino está programado para comenzar su temporada 2012 como local el sábado 10 de marzo ante un rival y horario por determinar, aunque a tres meses de esa inauguración no ha oficializado en cuál estadio jugará la que será su decimoséptima campaña en la liga.

D.C. United, que ha ganado cuatro títulos de liga y es el mayor ganador de torneos domésticos e internacionales en el fútbol norteamericano, ha jugado todas sus anteriores temporadas en el RFK.

“El equipo actualmente está en negociaciones con Events DC, organismo que administra el RFK, para tratar de firmar un nuevo contrato de corto plazo por el alquiler del estadio y espera terminar las negociaciones pronto”, dijo Doug Hicks, vicepresidente de mercadeo y comunicaciones del club. “Sin embargo, el RFK no es una solución a largo plazo”, agregó.

Mientras gestiona su continuidad temporal en el RFK, el equipo sigue analizando la posibilidad de reubicarse en algún lugar de la región.

Luego de varios años de infructuosos intentos por construir su estadio en el Distrito de Columbia, el equipo no descarta la posibilidad de mudarse a Baltimore, Maryland, y jugar sus partidos en el M&T Bank Stadium, mientras que construye un nuevo y más apropiado estadio para jugar al fútbol en esa ciudad.

Considerada como una de las organizaciones deportivas más exitosas de DC en las dos últimas décadas, el United ha construido a lo largo de su historia una profunda identidad con la ciudad capital y son muchos los que no desean ver al equipo partir.

Ejecutivos del club, jugadores, aficionados, políticos y dirigentes han expresado de alguna manera el deseo de que el equipo siga en DC.

El martes, Tommy Wells, miembro del concejo de la Ciudad, introdujo una resolución que establece, entre otros aspectos, que “el Gobierno de DC debería tomar acciones concretas para crear estrategias y soluciones que mantengan al D.C. United como equipo profesional de fútbol dentro del Distrito de Columbia”. La moción no compromete a la Ciudad pero podría impulsar o concienciar a otros políticos para tomar acciones sobre el particular.

Sin embargo, el alcalde Vincent M. Gray dijo recientemente que “valoran al D.C. United y esperan que se mantengan en Washington” pero advirtió que “el Distrito es un reto desde el punto de vista fiscal y un estadio financiado con recursos públicos no es posible”.

La situación del D.C. United, club original de la liga y uno de los pocos que no ha construido su propia sede, fue analizada por el comisionado de la MLS, Don Garber, en su último discurso anual sobre el Estado de la Liga presentado el mes pasado en Los Ángeles con ocasión de la final por la Copa MLS realizada el 20 de noviembre.

Garber dijo que apoyaría la relocalización del United si el equipo no puede mejorar los términos de su contrato por el RFK y avanza en sus esfuerzos por lograr financiamiento y sede para su estadio en la capital.

“Estoy muy preocupado y frustrado por los fallidos intentos del United en trabajar con los funcionarios de Washington para lograr un plan de construir un estadio en la capital”, dijo el comisionado.

“Tenemos que tratar agresivamente de encontrar una solución para esta situación y tiene que ser rápido porque estoy preocupado sobre dónde este equipo jugará su temporada de 2012”, agregó Garber.

United ha explorado en sus 16 años de historia proyectos que le permitirían abandonar el RFK, un viejo escenario que acaba de cumplir 50 años de existencia y que además de ser muy grande e inapropiado para jugar al fútbol presenta serias deficiencias en su infraestructura y carece de modernas instalaciones adecuadas pare el espectáculo.